Photo "Tulip". 1984, by Robert Mapplethope

Photo buenas Lissy Lariccia
"Me doy a mi misma buenos consejos pero rara vez los sigo"...
Lewis Carrol "Alice in Wonderland"

sábado, 13 de enero de 2018

"YA NO QUIERO DISIMULAR" (M.A.M.)

No soy fuerte,
aunque
lo simule,
lo parezca,
lo escenifique
ante la gente.
Por eso
abrazo mi manta,
abrazo mi almohada,
abrazo 
mis piernas
con
mis brazos tensos,
aunque cansados,
y
busco
desesperada
cobijo,
abrigo,
refugio,
calor.
Me introduzco
en
una caja de cartón,
desvencijada
como
mi corazón,
que
aproximo a una hoguera
hecha
con los huesos
de
mis clavículas,
con
la única esperanza
de que salte
alguna chispa candente
que
prenda fuego
a
mi guarida
y
así
poner fin
a los temblores
que
arrastro desde niña,
disimulados
por las tensas cuerdas
que
una vez
anudé a mis manos.
Estoy cansada.
No puedo, ni quiero
disimular
el miedo
que habita
un cuerpo, el mío,
derrotado
tras
un sinfín
de batallas
perdidas.
Deseo morir sin esta careta
de dura
que llevo pegada a mi cara.

Photo by Dorothea Lange

miércoles, 3 de enero de 2018

"QUE NO SEAS TÚ" (M.A.M.)

Gracias
porque
no te importa
que
grite
a los cuatro vientos
que
te quiero.
Nunca había conocido
esta sensación
de
libertad.
Siempre,
hasta ahora,
había sido
un secreto,
un misterio,
un interrogante,
una desquiciante combinación
de
silencios
y
oscuridades.
Contigo
me muestro
impúdica,
excesiva,
irreflexiva,
impulsiva
y
no te enojas,
al contrario,
te sientes comprendido
porque
¡somos tan iguales!.
Tal vez,
nos falte madurez
y
nos sobra entusiasmo
pero
¿sabes qué?,
contigo
puedo imaginarme
viviendo
entre nubes,
alimentándonos
de besos,
dándonos calor
con
nuestros cuerpos.
Fuiste el primer niño
que
me hizo soñar
y
tras una vida separados
el azar,
el destino,
la casualidad
o
la suerte,
que nunca he tenido,
ha hecho que nos reencontremos.
Y, de algo estoy segura,
no quiero querer a nadie que no seas tú.

Photo by (unknown author)









lunes, 1 de enero de 2018

"VIDA PERRA" ( M.A.M.)

Aún desconozco
si
mi vida
está regida
por el azar,
el destino,
el libre albedrío.
Me gustaría
creer
que,
para lo bueno
y
para o malo,
he sido yo
quien
ha tomado
la decisión
de seguir o girar sobre mis pies.
A lo largo de estos años
me he dado de bruces sobre el asfalto,
he tomado caminos serpenteantes,
plagados de enormes piedras
con las que, como una estúpida,
he tropezado una y otra vez,
me he sentido rodeada
por la nada más absoluta,
por esa terrible levedad del ser
que
provoca una angustia vital
que
ahoga, aprisiona, atraganta los sentidos.
Ha habido décimas de segundo
de
felicidad plena
que
parece romperme
en miles de pedazos
porque
mi cuerpo no está acostumbrado.
Me reitero,
quiero pensar
que
soy yo la responsable
de mis actos
porque
si existiese
un ente
que dirige mis acciones,
planificando mis pasos,
marcando líneas
paralelas
por las que debo caminar
me enfrentaría a él,
cara a cara,
y
aunque fuese a puñetazos
le exigiría saber
por qué
he tenido una vida tan perra.
Pero,
si soy yo y solo yo
quien
dirige los hilos
de esta marioneta sin rumbo,
aún tengo
la posibilidad
de la redención ante mí misma,
desnuda frente al espejo,
despojada
de pasados dolorosos,
de fantasmas cuya cara ya no recuerdo,
de voces mudas que me hicieron ensordecer.
Aún puedo renacer limpia
de
errores,
de
fracasos,
de
conjuras para necios.


Photo by Lissy Lariccia

jueves, 28 de diciembre de 2017

"AZAR" (M.A.M.)

La vida
es
un constante juego de azar.
Día a día
estoy obligada
a
tirar los dados
y
soñar
con el siete.
Si eso sucede,
me dará
una tregua,
un descanso,
un pequeña parcela
de
felicidad.
Pero, amiga.
es muy complicada
la suerte
y más, si la persigues con ansia.
Lo más probable,
casi una certeza,
es que el número
que
salga
sea
el dos,
el ocho
el doce.
Es entonces
cuando
la vida
muestra su peor cara
y
te agarra por el cuello
hasta asfixiarte
dejando, siempre,
un mínimo resquicio
de aire
para
que
puedas tomar aliento
y
continuar
tu camino.
La vida
es una constante
carrera
de
obstáculos
en la que a penas
tienes
oportunidades
de volar
porque
siempre tendrás que
sortear
una valla,
un pozo,
un abismo
para conseguir
un pequeño obsequio
en forma
de beso, sonrisa, amor.
Y, no,
no hay manera,
forma
o
posibilidad
de
salir del tapiz
sobre
el que lanzas los dados.
Habitamos en él
y
es el alto pago
que
tenemos
que
entregar
si deseamos
esa posibilidad,
mínima,
pero posible
de que, cuando menos lo esperes
salga el siete.

Photo by Daniel Nelson

miércoles, 27 de diciembre de 2017

"RISAS" (M.A.M.)

¿Sabes que nunca había estado con alguien
que
me hiciera reír
como
lo haces tú?.
Contigo
me río
a carcajadas estruendosas,
sin pudor,
sin miedo alguno.
Junto a ti
me permito jugar
sin vergüenza,
sin temor,
sin sopesar o pensar
porque
tú consigues
allanar el camino,
facilitar el encuentro,
besar
como si no hubiera un mañana,
habitar mi cuerpo
con
delicia,
con
vehemencia,
conquistando cada centímetro,
contando con mi permiso,
bailando con nuestras risas.
Cuando estoy a tu lado
desaparecen
los temores,
los temblores,
el frío,
los fantasmas.
Tienes la capacidad
de
hacerme feliz
y
puedo asegurarte
que nunca antes
me había sucedido.
Por eso, puedo gritar
a los cuatro vientos,
"por vos muero, vida mía".

Photo by Heater Landis


sábado, 23 de diciembre de 2017

"PLENITUD" (M.A.M.)

Es extraño
pero
me siento
bien.
Esa sensación
que
nunca me olvida
de
sentirme pequeña,
rodeada de sombras
que
silencian sus voces
en
mi presencia,
envuelta
en
una soledad
demasiado concurrida,
desnuda
de
ropajes de amor,
de
palabras de deseo
de
sentimientos de anhelo
me ha dado una tregua.
Ahora
hay alguien
que
contempla mi cuerpo
y
me siento deseada,
que
susurra en mi cuello
palabras olvidadas,
que
recorre mi piel
beso a beso
mientras bailamos
escuchando
nuestras risas.
Tal vez no sea extraño
que
me encuentre
bien.

Photo by Angela Buron


viernes, 22 de diciembre de 2017

"MENTIRAS" (M.A.M.)

Caretas,
máscaras,
anrtifaces
cubren el rostro
de la gente
que
me rodea.
Nadie da la cara,
su verdadera cara.
Todos muestran
una mentira
a modo
de guiño,
de sonrisa,
de palmadita en la espalda,
de gesto conciliador.
de un fácil decir "te quiero",
Y aquí estoy yo,
como una imbécil,
sin disfraz alguno,
caminando por la vida
desnuda,
enseñando la cara,
exponiendo mis manos,
mostrándome tal como soy,
con mis miedos,
mis monstruos,
mi frío,
mis temblores,
mis verdades
suponiendo
que,
como mi estúpido cerebro
es incapaz
de elaborar una mentira,
que
como voy siempre vomitando verdades,
voy a ser correspondida,
al menos,
sin falacias,
Pero no,
día a día
me abofetean
las traiciones,
los embustes,
los engaños.
Y ya no puedo más.
Y me siento pequeña.
Y me duele el estómago
Y me come la angustia,
Y
cada vez tengo más claro
que yo
no pertenezco a este mundo.
Photo by Adem Akin

"YA NO QUIERO DISIMULAR" (M.A.M.)

No soy fuerte, aunque lo simule, lo parezca, lo escenifique ante la gente. Por eso abrazo mi manta, abrazo mi almohada, abrazo  ...