.Alice in Wonderland.

"Me doy a mi misma buenos consejos pero rara vez los sigo"...
(Alice in Wonderland)

domingo, 22 de enero de 2017

"CARPE DIEM" (M.A.M.)

Al nacer,
mi llanto fue fuerte,
según me contó,
mi madre.
Ya,
durante mi breve estancia
en ese paraíso
llamado infancia,
en el que no existe el pasado,
desconoces el significado
de la palabra futuro
y el presente
es tú día a día,
lloraba.
Con seis años,
miraba las estrellas
y
las lágrimas colapsaban
mis ojos,
ojos de niña asustada,
debatiéndome entre 
creer lo que escuchaba
y
la realidad de lo que veía,
un inmenso espacio
en el que me sentía
y, aún hoy me siento,
sola.
perdida,
desprotegida.
Siempre
me ha acompañado
esa sensación de vacío.
Ese vivir por estar,
sin querer estar viviendo.
Si existiese un dios,
puedo asegurar
que
nos ha creado como castigo.
La vida carece de sentido.
Es un caminar,
día a día,
hacia un final
sin posibilidad de escapatoria.
Puedes evitar,
en ocasiones,
precipitar la caída a la nada
pero, 
siempre que lo he experimentado
he pensado,
"María, ilusa, la vida ha jugado contigo,
aún no ha llegado tu hora".
Entonces,
¿a quién debemos
este regalo envenenado?.
Cuando de niña,
me compraban un helado,
lo comía con ansia,
sabiendo que,
con seguridad
si lo pedía,
luego comería otro.
Pero solo hay una vida.
He devorado momentos
que
se han ido para siempre.
He ansiado amores
que
pasaron junto a mí,
sin tocarme.
He tenido sueños
que he perseguido
hasta agotarme.
Se ha marchado de mi lado
alguien
a quien hubiese cogido de la mano
dejándome arrastrar por él
porque solo en él encontré
cobijo.
Solo la poesía 
me salva de la locura
que supone 
la reafirmación
de una fatalidad
sin solución.
Quemarán mi cadaver
sin haber sido amada
como siempre yo he amado,
sin pudor,
sin secretos,
sin barreras,
en exceso,
con vehemencia.
¿Para que amar de otra manera
si
tarde o temprano
llegará el
fin?.
Pero,
¿de verdad es tan difícil
entregarse en cuerpo y alma
sin ver en ello un sacrificio,
si no, algo tan natural
como respirar para
seguir caminando?.
Cada día que pasa,
a descontar del calendario
de mi vida,
entiendo menos
el comportamiento de aquellos
que
me rodean.
Si todo se va a quedar aquí,
¿por qué no vivir el momento
si, al fin y al cabo,
es lo único
que poseemos?.

Photo by Tommy Ingberg







No hay comentarios:

Publicar un comentario

"SOLEDAD" (M.A.M.)

No quiero palabras como bálsamo promesas como alivio, susurros como consuelo. Ahora. sé muy bien qué deseo. Hablar sin medir mis pala...