.Alice in Wonderland.

"Me doy a mi misma buenos consejos pero rara vez los sigo"...
(Alice in Wonderland)

miércoles, 31 de mayo de 2017

"LA PALABRA FIN" (M.A.M.)

Me siento como,
cuándo era niña,
mi padre me compraba
un enorme helado
de
chocolate
y
era incapaz
de disfrutarlo
pensando
que,
tarde o temprano,
se acabaría.
Ahora,
que te he reencontrado,
saboreo
con más intensidad
tus besos,
dos horas antes de que
mis labios los reciban,
tus abrazos,
con más fuerza,
antes de que los extiendas
para fundirme en ellos,
tus caricias,
con más pasión,
en ese preciso instante
en el que observo
como tus manos se disponen
recorrer mi cuerpo.
Cuando 
te abro mi casa,
de par en par,
desearía
que entrases
como si dispusieses
de todo el tiempo del mundo
porque yo,
sin querer,
o
queriendo,
voy contando
cada segundo que pasa
como preámbulo
del final
que, ineludiblemente, llega.
Por eso,
no quiero pensar
en plazos,
en tiempos,
o
en intervalos.
Desearía imaginar
un futuro
que sea fruto
de
un ensamblaje perfecto
entre tú y yo
pero,
perdóname, no puedo.
Me hace más feliz
planear
un momento junto a ti
que
el momento en sí
porque,
en realidad,
lo que verdaderamente anhelo
es que nuestro amor
no conozca nunca
el significado
de la palabra fin.

Photo by Emily
Mohsie

martes, 30 de mayo de 2017

"SOY SOLO AMOR" (M.A.M.)

Amor
y
miedo
no pueden
ir de la mano.
Tropiezan entre sí,
torpemente.
El amor
exige
valentía,
coraje,
osadía.
El amor
pide
que
te lances
desde lo más alto de una azotea
y
vueles,
que
abras tu casa,
de par en par, puertas y ventanas
y
permitas entrar,
sin pasaporte,
sin documentos
a
ese que tú amas.
Pero,
llega el miedo
vestido
de pasado,
de experiencias frustradas,
de un dolor tan intenso
que
atenaza las manos
amordaza los labios,
y
viste de grilletes
tus pies
para que no
avances,
para que el amor
se canse
de tanto esperar
la palabra exacta
el abrazo preciso,
el beso perfecto
la mirada
que,
con los ojos diga,
"no tengas miedo,
soy solo amor,
no tu enemigo".


Photo by Edouard Boubat (1964)

martes, 23 de mayo de 2017

"ME GUSTA" ( M.A.M.)

Me gustas
cuando hablas,
sin miedo a las palabras,
sin ocultar promesas,
sin elevar la voz,
sin callar la mía.
Me gusta
tu mirada,
limpia, 
valiente,
fresca,
que se posa en mis pupilas
porque sabe
que es su casa.
Me gusta
despertar
junto a tu nuca,
oler tu cuello
y
recorrer con mis pestañas
el camino
que
conduce a tu boca.
Es entonces,
cuando te beso suave
porque
estás dormido
pero,
cuando despiertas,
nuestras lenguas
bailan
un paso a dos improvisado.
Nuestros cuerpos
se giran,
se encuentran,
se abrazan.
Tus brazos
y
mis piernas
se muestran felices
porque
son ya amigos
inseparables.
Las manos,
las tuyas,
las mías,
inician el camino que,
aún conocido,
siempre depara sorpresas,
como un lunar
que aún escondo
y
todavía no te he presentado
para que no falte la magia,
para que no se instale el hastío.
Y te abro las puertas
de mi casa, 
que es la tuya,
donde hace un tiempo,
plantaste tu bandera
y
levantaste una frontera
pero, siempre
contando conmigo.
Acepté tu estandarte,
ese que me entregaste
el día 
que me habitaste
y,
al instante supe
que
no deseaba
mas exploradores
en mi cuerpo.
Pero,
sobre todo me gusta
cuando estamos solos,
rodeados de gente,
y
nuestra felicidad,
palpable,
se contagia,
tan fácilmente
que,
al minuto,
la risa
es
la bebida
más servida en la barra
del bar
en el que siempre nos besamos.

Photo by Christer Stromholm, Paris


lunes, 22 de mayo de 2017

"A VECES" (M.A.M.)

Detesto
que me duela el alma.
A veces,
desearía no sentir,
carecer de emociones,
que
los pensamientos
que
se instalan en mi cabeza,
girando y girando
sobre sí mismos,
desapareciesen.
Quisiera ser
fría, 
distante,
recelosa.
Que mis ojos
desconociesen las lágrimas,
mi boca, la risa,
mi piel, las caricias,
mi sexo, el calor tenso
que
provoca
la unión con otro cuerpo.
Vendería mi alma
al mismísimo diablo
a cambio
de no volver a vestirme
de melancolía.
Le pediría
convertirme en estatua de sal,
para así instalarme
a la intemperie
y,
con las primeras lluvias.
disolverme, poco a poco,
hasta desaparecer.
A veces,
quisiera no ser yo.






"ME NIEGO A OLVIDAR" (M.A.M.)

Me he descubierto
guardando,
sin orden ni concierto,
amontonados
unos sobre otros,
aplastando
sin cuidado,
sentimientos
de un pasado
que,
aunque reciente,
ya
han caducado
por 
manidos,
manoseados sin medida,
podridos,
trasnochados.
En un saco de arpillera
introduzco
odio,
rabia,
rencor,
desprecio,
asco,
y
resentimiento. 
Antes
de cerrarlo definitivamente
meto
la tristeza
acumulada en mi cabello,
la melancolía
enraizada en mis pestañas,
la nostalgia
enredada entre mis pasos
y
esa pena sin nombre,
sin eco, sin sombra
pero mía.
He decidido
no tirarlos.
Con ellos se marcharía
esa parte
de mi vida
que,
aunque oscura y sombría,
lleva nombres
que
me niego a olvidar
para no repetir
lo ya hecho
y porque.
 para ello, debería
amputar parte de mi corazón
que
ahora
lo quiero completo,
limpio
y
saneado
para poder entregarlo
al hombre
que,
por primera vez en mi vida,
puedo decir
"te amo".

Photo by Antonio Mora

sábado, 20 de mayo de 2017

"¿ME QUIERES?" (M.A.M.)

-¿Me quieres?

-Sí, claro, por supuesto.

-Entonces, ¿por qué nunca me lo dices?.

-No sé, si estamos juntos, supongo que se da por supuesto.

-Yo no doy nada por supuesto. Podemos estar juntos por aburrimiento, por rutina, por costumbre, por  desgana, por cansancio, por hastío o apatía. Podrían unirnos cosas tan terribles como el interés, el  dinero o el qué dirán los demás si dejásemos de estar unidos.

-Pero, ¡yo te quiero!.

-Si de verdad me quisieras me comerías los labios, me besarías las boca mientras susurras "te amo",
 Si de verdad me quisieras me levantarías la ropa, sin pudor y con descaro, llevado por el deseo.
 Si de verdad me quisieras me habitarías cuando a ambos nos apeteciera, bien despacio, bien deprisa,
 sin importar el tiempo del  que dispusiéramos.
 Si de verdad me quisieras me levantarías al vuelo, para tomarme en tus brazos, mientras gritas "somos nuestros".
 Porque yo te quiero sin timidez, ni vergüenza, sin cobardía, ni sonrojo. Porque ardo de deseos cada vez que te veo y no dejo, ni un segundo, a la reflexión, para saber si estamos solos o en medio de un tumulto porque ¡me da igual!,  recorrería tu cuerpo, palpo a palpo, beso a beso. Porque yo te quiero con pasión, con entrega, con delirio y arrebato, con vehemencia y en exceso.

-Y ahora por favor, dime la verdad, ¿me quieres?.

-Sinceramente, creo que no te quiero como tú quieres que te quieran, pero no porque no te quiera sino porque no sé querer como solamente tú quieres.

-No te preocupes, si de verdad me quieres, yo te enseñaré a quererme como quiero que me quieras que es de la misma manera en la que ahora mismo te quiero.

Fotografía "The point of no return" by Tatyaba Druz.

"ESPEJO" (M.A.M.)

Me miro
en el espejo
y
estás tú.
Extiendo mi mano
y, sonriendo,
la coges
para
introducirme
en tu mundo.
Y, te juro,
que
nunca antes
me había sucedido.
Abres tus brazos,
de par en par,
me abrazas
y,
como por arte de magia,
nuestro pasado
ha desaparecido,
dando inicio
a un nuevo camino,
recto,
luminoso,
limpio.
Ya no soy
un secreto,
una sombra,
aquella sonrisa prestada por horas.
Contigo
puedo ser yo,
la que ama con descaro,
sin medida, ni mesura,
en exceso, con locura.
No debo medir
las palabras,
acompasar mis pasos,
susurrar bajito.
Contigo
no tengo miedo,
las sombras se han marchado,
mis manos no tienen frío.

que mis besos serán recibidos,
mis caricias, valoradas,
mis poemas, leídos..
Tan solo te pido una cosa.
Si esto es tan solo
un delirio,
un espejismo,
una ilusión,
no me cuentes la verdad.
Ya  ni tan siquiera recuerdo
el tiempo transcurrido
desde la última vez
que
me mire en el espejo
siendo feliz.


viernes, 19 de mayo de 2017

"POR FIN" (M.A.M.)

Por fin,
nos encontramos,
con
la calle de nuestra infancia
como único testigo,
con
la luz de las estrellas
como única aliada.
Frente a frente,
vestidos de sentimientos,
desnudos de recuerdos,
nos invadió
un pudor desprevenido.
Nuestras cuerpos,
aunque ya se conocían,
nunca se habían presentado.
En aquella cama pintada
de mil colores
tus brazos
y
mis piernas
reían nerviosos
sin saber muy bien
qué hacer..
El olor de tu piel
guió mis manos
hasta tu cuello
en el que deposité,
todos los besos
que
llevaban años escondidos
en la esquina más recóndita
de mi corazón.
Giramos y giramos
hasta que nuestros ojos
se miraron,
sonriendo con complicidad.
Me pediste, bajito,
las llaves
de mi casa
y
yo abrí, de par en par,
las puertas y ventanas,
invitándote a entrar,
convencida de que te quedaras.
Fue entonces cuando supe
que contigo
deseaba
compartir caminos,
repartir mis sueños,
construir castillos,
sonreír locuras,
pronunciar "te quiero".

Photo by Steven Puetzer    





jueves, 18 de mayo de 2017

"NO ESTOY ACOSTUMBRADA" (M.A.M.)

Fui feliz.
De niña
conocí la sensación
de
la despreocupación,
respiré
la valentía extrema,
percibí
la tranquilidad absoluta.
En mi cara
había siempre dibujada
una sonrisa,
mis ojos
desconocían el sabor
de las lágrimas,
mis manos
estaban siempre limpias
aunque
las llevara llenas de barro.
Luego,
todo cambió.
Así, de repente,
de golpe,
sin previo aviso,
ni
notificación alguna.
Y
comenzaron las visitas,
las malditas visitas.
Angustia,
miedo,
temblores,
frío.
Me acostumbré
a
mi nueva situación
porque
me robaron
las fuerzas
y
las ganas
de luchar contra ella.
Entonces,
tras casi una vida,
vestida
por
una soledad
demasiado habitada
por
fantasmas
de un tiempo
demasiado reciente
apareciste tú,
desde un pasado
muy lejano,
tanto
que ambos éramos
distintos, aunque iguales
porque
en cuanto me abrazaste
sentí
que había regresado a casa,
esa que nunca debería haber
abandonado
en busca
de nuevas aventuras
al otro lado de la frontera.
Tras nuestro primer beso
supe
que había recobrado
una parte de la felicidad
perdida.
Pero ahora,
a mi lado,
sonríe con mezquindad
el miedo,
ese que tengo
desde que te he reencontrado
porque
no estoy acostumbrada
a sentirme amada.
y
temo
que todo sea un sueño.


Photo by whodesignedit.net


"CUATROCIENTOS CUARENTA KILÓMETROS" (M.A.M.)

Ha vuelto
la melancolía.
Supuse
que
se había despedido
para siempre
pero
estaba equivocada.
Nunca
me ha dejado.
Le gusta engañarme,
mantenerse agazapada,
escondida tras mi sombra.
Llega siempre sigilosa,
de noche.
Se introduce en mi cama
y
viste mi cuerpo
con un velo invisible
que
pesa demasiado,
Oprime mi garganta,
esclaviza mi estómago,
avasalla mis ojos,
de tal manera,
que
me siento obligada
a llorar,
no para limpiar mi mirada,
sino para nublar la vista
porque
cuando la melancolía
me embarga
llegan, de golpe,
todos mis miedos
y,
ni tan siquiera a golpes,
puedo deshacerme de ellos.
Esta vez,
ha añadido un volante
a su velo,
la distancia.
Porque ahora
desearía
coger su mano
y
no puedo,
reír a carcajadas
con él
y
no me escucha,
besar su cuello
y
no alcanzo.
Cuatrocientos cuarenta kilómetros
nos separan.
Unas vidas,
ya demasiado hechas,
se convierten en obstáculos
que
la melancolía
convierte en insalvables.
Esta noche,
aunque rompa mi garganta
gritando "te amo"
es demasiada la distancia
para que pueda llegar hasta su cama
mi grito
que, aunque de amor,
no deja de ser un grito
desesperado.

Photo by PlayBuzz


miércoles, 17 de mayo de 2017

"UN BESO" (M.A.M.)

Llevo una vida
caminando
sin saber que te buscaba
y
cuando te encuentro
me doy cuenta 
que eras tú al que esperaba.
Deseo caminar junto a ti,
desnudos de reproches,
de mentiras y ropajes.
Observarnos,
frente a frente,
y
percatarnos
que no hay en el mundo dos personas
que se acoplen
sin resquicios, 
sin entradas, sin salientes,
como tú, como yo.
Tu mirada sonríe,
tu voz atempera mi ánimo
y
tu cuerpo,
habla el mismo lenguaje que el mío,
un lenguaje sencillo,
en el que solo tiene cabida el placer
y
en el que se conjuga el verbo amar
solo en presente y futuro,
nunca en pretérito, subjuntivo o condicional.
Porque si tú y yo estamos juntos
es porque nos mueve
la libertad de estarlo,
sin papeles, ni contratos.
Lo único que tengo claro es
que lo primero que quiero ver,
al nacer el día,
es tu acogedora nuca
y
al girarte,
esos ojos tuyos
verdes musgo,
irreales
y que 
nuestro primer gesto,
como si de un ritual se tratase,
ha de ser
un beso infinito
que desconocerá
cuál de las dos bocas,
la tuya,
la mía,
lo inició para no acabarlo jamás.


Fotografía John Stezaker


martes, 16 de mayo de 2017

"ESTELA" (M.A.M.)

Tengo miedo.

que
la tristeza puede matar
pero,
¿también la felicidad?
No estoy
acostumbrada
a sentirme
etérea,
volátil,
ingrávida.
No logro
habituarme
a sonreír
por nada,
a caminar
ligera,
a mirar
con ganas.
No consigo
adaptar
mi cuerpo
a abrazos espontáneos,
a palabras sinceras,
a bailes improvisados.
Pero,
me he propuesto
coger al vuelo
los besos
que
me rodean,
recolectar sin pausa
las caricias
que
visten ahora mi piel,
escuchar callada
los nuevos verbos
que
nunca, hasta ahora,
había escuchado.
La próxima ocasión
que
escuche de sus labios
"te amo"
me dejaré arrastrar
por
la increíble estela
que
deja ese cometa
para mí, hasta ahora desconocido,
llamado
felicidad-

Photo by  Thurston Hopkins

domingo, 14 de mayo de 2017

"HE VUELTO" ( M.A.M.)

He vuelto
a casa.
Ha sido
muy largo el camino.
He recorrido
kilómetros de llantos,
sorteado
altas cumbres de rechazos,
caminado,
durante días
que
fueron semanas
que
fueron meses
que
fueron años,
acompañada de fantasmas
cuyo rostro
ya no recuerdo,
cuyo nombre
ya he olvidado.
Ahora
estás tú,
mi vela
y
mi timón,
mi hoguera
y
mi calor,
mi inicio
y
mi final.
Ahora
te escucho
y
me oigo,
te rozo
y
me siento,
te miro
y
me reconozco.
He vuelto
a ti,
mi primer amor,
mi amor definitivo.




jueves, 11 de mayo de 2017

"MIENTRAS BAILAMOS" (M.A.M.)

Podría
vivir el resto
de mis días
recordando
nuestro encuentro.
Pero ahora,
que
has llegado
no puedo
cambiar
el rumbo de mis pasos,
esos que,
sin dudarlo,
me dirigen a ti.
Podría
soñar el resto
de mis noches
acompañada
por el olor de tu almohada.
Pero, ahora
que
me has mirado
necesito
que tus pestañas
parpadeen sobre
mi espalda
junto a mí, en la cama.
Podría
sonreír el resto
de mis mañanas
recordando
tus palabras.
Pero, ahora,
que has susurrado
junto a mi cuello
añoro
esos abrazos
en los que fundes
gemidos, calor y manos.
Podría, en fin,
no lo dudo,
sobrevivir
alimentándome de recuerdos.
Pero, ahora,
que
nuestros cuerpos
duermen entrelazados,
que
nuestros labios
conocen el recorrido
que
mis poemas
logran, sin pudor, hablar de ti,
ahora
te necesito aquí,
a mi lado,
hasta el día
que perdamos
la capacidad
de
reír mientras bailamos.

Photo by Oli Scarff                                

"IGUALES" (M.A.M.)

Eres diferente
pero
¡somos tan iguales!.
Tal vez por eso,
nuestras miradas
confluyan,
nuestras palabras
se entrelacen,
nuestros abrazos
confundan
tus brazos
con
mis piernas.
Nuestra balanza
está equilibrada.
Ambos nos regalamos
la mis cantidad
de besos,
idéntica intensidad
de sonrisas,
igual número
de caricias.
Porque
cuando tú dices ven
yo
ya estoy yendo,
si improvisas un baile
yo
lo culmino con una pirueta,
si inicias una frase
yo escribo el verbo
y
el adverbio.
No tememos amar,
ni nos da miedo
caminar de la mano
o
mordernos el cuello
con deleite,
sin cuidado.
Encajamos,
tan perfectamente,
que compartimos
el mismo número
de
entrantes
y
salientes
Y
al unirnos,
quedamos hilvanados
por las mágicas manos
de
nuestras sombras,
tan asombradas,
como nosotros,
de su enorme parecido.

Photo by by Willy Ronis

miércoles, 10 de mayo de 2017

"ES TODO TAN IRREAL" (M.A.M.)

Empezamos
con ventaja.
Ya nos conocíamos,
con otra cara, 
otro cuerpo,
otro caminar
pero
con la misma mirada,
esa que sonríe
sin necesidad de hablar.
De ti,
recuerdo sensaciones,
ese buscarnos
sin vernos,
ese hablar
sin palabras,
esos juegos
que
compartíamos,
para sentir el tacto de tu mano
sobre mi espalda..
Ahora,
que nos hemos reencontrado,
solo sé
que
vivo con tu presencia
ensartada
en mi boca.
Has conseguido convertir
mis defectos en virtudes
y
cuando escucho tu voz
mi cuerpo empieza a bailar,
olvidando todas las penas.
No quiero creer
que
lo que vivo es un sueño
pero
es todo tan irreal
que,
a veces,
temo despertar
sin haber podido
dormir
con
el calor de tu besos,
el palpitar de tus abrazos,
la dulzura de tus ojos
y
ese pequeño lunar
que tienes en tu espalda,
sí, ¿no te acuerdas?
aquel que
me regalaste
cuando te canté,
bajito,
aquella canción
que
bailamos
cuando,
ambos,
éramos niños.

Photo by Foto de Susanne Boeger               

martes, 9 de mayo de 2017

"ASUMO MI TORPEZA" (M.A.M.)

Nunca había conocido
a alguien
que
limpiara mi miedo,
abrigara mis temblores,
dibujase mis sombras
con miles de colores,
a alguien
que
desease convertirse,
así, sin necesidad de pedirlo,
en mi todo
y
en mi nada,
a alguien
que
me cogiera al vuelo,
descubriera mi risa,
abarcara mis besos
con sus brazos abiertos.
Asumo mi torpeza,
mi excesiva vehemencia,
Tú ya estuviste aquí,
a mi lado,
cuando yo no era la que soy ahora
y
giré mi cabeza
al lado equivocado.
Ahora,
solo te pido paciencia.
Para estar plenamente contigo
debo lamer mis heridas,
esas que yo busqué
sin saber que dolerían
durante toda una vida.

Photo by  Ho Fan                            

lunes, 8 de mayo de 2017

"UN ABRAZO" (M.A.M.)

Ha pasado una vida.
He convivido
con
monstruos
que
ocupaban mi casa.
Se instalaban
sin cuidado,
sin permiso,
sin reparo
y
me convertían
en
su trofeo,
su secreto,
su vanidad escondida,
la diana de sus desprecios.
Y yo,
estúpida,
temblando,
perseguida por las sombras
de mis fantasmas,
me escondía
entre las letras,
esas
que entrelazaba
con miedo
porque
lo que escribía
siempre molestaba.
Tú nunca fuiste
uno de ellos.
Éramos niños
y
mi infancia
fue
el paraíso perdido.
Ahora,
se han reencontrado
nuestras miradas
y por fin he conocido
el calor de un abrazo
que
acoge, resguarda,
y
consigue
fundir nuestros cuerpos en uno.
Y
desde hace dos meses,
dos semanas,
dos días,
dos minutos
ya no sé qué es sentir frío,
mis manos están en calma,
mis ojos ya tienen brillo
y
mi corazón,
hasta hace nada en barbecho,
yermo, desierto, vacío,
ha recuperado su latido
porque
aunque nos separen kilómetros

que ya nunca volverán los monstruos.
Ahora son ellos
los que temen perecer
bajo los efectos del amor,
eso
que jamás pudieron ofrecer
porque, realmente,
los monstruos
siempre han estado muertos.

Photo by Robert Doisneau


domingo, 7 de mayo de 2017

"FELICIDAD MIEDOSA" ( M.A.M.)

Y
me siento
viva
y
mi corazón 
palpita
Y
respiro
a pleno pulmón.
Abro los ojos
y
miro,
observo el suave palpitar
de mi corazón
en mi pecho.
Escucho
cada pequeño ruido
que
oigo
a mí alrededor,
incluso
el inapreciable respirar
de mi perro, a mi lado.
Me toco
y siento.
Me lavo
y percibo
cada gota de agua
que recorre mi cara.
Me peino
y noto como
las púas del peine
arañan mi cabeza.
Me visto
y aprecio como
la delicada seda de mi camisa
acaricia mi espalda.
Porque,
desde que te he reencontrdo,
todos mis sentidos
están a flor de piel,
todos los sentimientos
permanecen alerta.
Porque
desde que me fui
todos los días me había alimentado
de tristeza
y, ahora,
nuevamente a tu lado,
me invade una felicidad
de tal intensidad
que, incluso, siento miedo,
porque
ya no recordaba
el calor de una sonrisa,
la ingenuidad de una mirada,
el candor de una caricia,
la sinceridad de un "te quiero"
dicho
desde el corazón.
y, todo ello,
no sé cómo controlarlo.
Sin querer,
se me escapa de las manos.

Photo by Peechaya Burroughs                




sábado, 6 de mayo de 2017

"TODA TUYA" (M.A.M.)

Una parte
de mí
ya te conocía,
una,
que creía desaparecida
pero,
sin yo saberlo,
aún permanecía,
es más
aún permanece.
Esa
que te recuerda,
esa,
de la que únicamente
tengo sensaciones
o
ya tenía
porque
ahora ya te tengo
en presencia,
en persona
todo mío
toda tuya´.

Photo by  Flickr


viernes, 5 de mayo de 2017

"NUESTRA CALLE" (M.A.M.)

La calle
de
mi ayer
es hoy
la calle
de 
mi amor.
En esa calle
jugué
y
aprendí
a montar en bicicleta,
reí hasta llorar
y
lloré, incapaz de reír,
En esa calle
soñé
con ser estrella,
bailando
por sus anchas aceras,
quise
convertirme en Campanilla
y acompañar así
a
Peter Pan
al País de Nunca Jamás,
imaginé
un futuro en la luna llena
que
nunca se cumplió
porque mi vida
siempre estuvo presidida
por la cara oculta
de la luna.
Pero,
el destino,
el azar,
la suerte
quiso
que yo regresase
a
mi calle,
esa 
en la que hace mucho tiempo,
demasiado,
crucé la frontera
rompiendo en mil pedazos
mis sueños.
Y tú
estabas allí,
en mi calle
que
era la tuya,
escenario
de 
miradas a escondidas,
de
palabras sin decir,
de
canciones sin bailar.
Cuando te vi
supe
que 
mi futuro estaba allí
en nuestra calle,
para siempre
junto a ti.

Photo by Edouard Boubat, Montmartre ( París, 1948)




jueves, 4 de mayo de 2017

"CONTIGO" (M.A.M.)

Contigo
he aprendido
a coleccionar suspiros,
a pescar miradas,
a recoger,
con cuidado,
esas palabras
que,
tan despacito,
susurras a mis oídos.
Contigo
he aprendido
a apreciar cada segundo
de vida,
uno a uno,
otro tras otro,
lentamente,
porque
junto a ti
nada se hace largo,
ni tampoco corto
porque
a tu lado
no existe el tiempo,
desaparecen las distancias.
Contigo
he aprendido
a saborear cada sonrisa
con la que hablas,
a coger al vuelo
cada beso
que
encuentro entre mi pelo,
a recoger,
en pequeños montones.
que
voy guardando en mis bolsillos,
todas esas caricias
que
me regalas.
Contigo
he aprendido
a mirar el color de tus pisadas,
a sentir el calor de tus abrazos,
a beber el sabor de tus lágrimas
porque
tú me has enseñado,
sencillamente,
el significado del verbo
amar
y
me has entregado
mil razones
para sentirme
amada.

Photo by Brassaï, "Couple d'amoureux sous un réverbère" (1933)




miércoles, 3 de mayo de 2017

"TUS MANOS" (M.A.M.)

Y
me esperabas.
Vestido
con tu sonrisa,
con tu franqueza,
con toda tu liviana
libertad
guardada en tu mochila,
con toda esa tristeza
hilvalanada
en tu mirada
y
con un abrazo
que
ya hubiese hecho
innecesaria
cualquier
palabra.
Aún así,
me dijiste
"solo tengo mi trabajo,
soy libre de propiedades
y
de ahorros para el futuro".
Pensaste
que
escaparía despavorida,
que
yo buscaba a alguien
con
las espaldas cubiertas.
Pero, no.
Estabas equivocado.
Llevaba
toda una vida
destinada
a
encontrar
a alguien
como tú,
con los bolsillos llenos
de amor,
valiente, 
sin miedo 
a las promesas,
sincero
en cada caricia,
entregado
en casa beso.
Por eso,
cuando
me miras,
te creo,
cuando
me hablas
confío,
cuando
me habitas,
me entrego sin miedo
a ser
nuevamente 
engañada,
otra vez
herida
y
como siempre,
arrinconada
con mis
fantasmas.
Aquí estoy,
esperando tus manos
que entrelacen
las mías,
para iniciar
un nuevo camino.

Photo (autor desconocido)


"MI MADRE II" (M.A.M.)

Mi madre siente, pedece, observa. Mi madre sonríe. Mi madre llora. Nuestro cordón umbilical, i ntacto, se estira en un intento enajenado de ...