.Alice in Wonderland.

"Me doy a mi misma buenos consejos pero rara vez los sigo"...
(Alice in Wonderland)

martes, 4 de abril de 2017

"DEFINITIVAMENTE ESTOY LOCA" (M.A.M.)

No soy una mujer
corriente.
Debería corregir.
No sé comportarme
como una mujer
corriente.
Siempre
me he sentido
desubicada, 
descolocada, 
trastocada,
dislocada
y
loca.
Sé que estoy loca
desde
que era una niña.
Con siete años
miraba
las estrellas
y
lloraba,
eran lágrimas incontenibles
porque
¡me sentía tan ínfima
en ese cielo
cuyo fin 
aún no he encontrado!..
Soy vehemente, 
obsesiva,
apasionada,
excesiva.
No sé amar
con cuidado
con templanza,
fríamente,
No puedo besar
con los ojos abiertos,
ni soy capaz de abrazar
con las manos cerradas.
Estoy loca
porque
dentro de mí
habita alguien que tiembla
y sé que esa que tiembla
soy yo, 
aunque me cueste reconocerlo.
Porque
paso de la risa al llanto
en décimas de segundo,
porque convivo
con mis monstruos
que,
a estas alturas,
ya son mis amigos,
porque
hablo con mis manos
y
bailo con mi sombra.
Sé que no soy normal
porque
no me gusta
la gente seria,
la que nunca sonríe,
la que todo planifica,
la que nunca sueña.
Me han llamado loca
porque
no me hace feliz el dinero,
no me emocionan los regalos.
ni vivir en grandes palacios,
porque
cuando alguien me entrega 
un ramo de flores,
soy incapaz de aceptarlo
porque
para fabricar ese ramo
han tenido que arrancar
las flores
y
ellas
pierden su vida
para convertirse en obsequio.
Podéis llamarme loca
si por loca
se entiende
que 
disfrute rodeando con mis brazos
un árbol,
que
goce dejándome flotar
en el mar Mediterráneo,
que
no me canse de besar
al hombre al que amo
y sí,
le amaré
sin medida, 
con premura,
con prisa, 
con urgencia
pero
sin tiempo, ni horario
establecido,´
le amaré
desnudo de bienes
pero rico en deseos
de mí.
Sí, definitivamente
estoy loca
pero
no me gustaría estar
cuerda.

Fotografía guardada desde 


purewildanimalcraziness.tumblr.com








No hay comentarios:

Publicar un comentario

"PORQUE TE QUIERO" (M.A.M.)

Porque te quiero puedo,  en una décima de segundo, odiarte para, seguidamente, desear caminar, junto a ti, de la mano por cam...