.Alice in Wonderland.

"Me doy a mi misma buenos consejos pero rara vez los sigo"...
(Alice in Wonderland)

viernes, 31 de marzo de 2017

"MI CUERPO ESTÁ EN VEDA" (M.A.M.)

He tosido
y
besos atravesados
en mi garganta
han salido
disparados
al exterior,
a través de mi boca,
esa 
que tantas veces te dijo
que ya no quería ser besada
porque
eres oscuro.
porque
me produces desconfianza
porque
me has convertido
en tú más escondido
secreto.
He tocado
bajo el nacimiento de mi pelo,
en mi nuca
y
he encontrado
miles y miles de
"te amo",
vacíos,
huecos,
inciertos.
Con un peine
de púas muy juntas,
como las que utilizan las madres
cuando sus hijos tienen piojos,
he logrado arrancarlos
de mi piel.
En mis pezones
acumulaste
torpes caricias
con
toscos movimientos.
No te importaba
que te dijera
que mis pechos pequeños
necesitan
la suavidad
del ala de un pájaro,
la levedad
de una suave respiración
He clausurado
las puertas de mi sexo
tras haber sido habitado
por ti.
Entraste,
invadiendo sin cuidado,
y
conseguiste enraizar
en mi interior,
raíces
que ahora
arranco a dentelladas
para luego acumularlas
y
ofrecerlas de comida
a los cerdos
que
esperan,
hambrientos,
el desbroce de mi interior.
A partir de este momento,
mi cuerpo
está en veda
y
acotado
mi corazón.

Photo by Danielle van Zadelhoff 


martes, 28 de marzo de 2017

"NO SIENTO NADA" (M.A.M.)

No siento nada.
Mi estómago
está tranquilo,
no hay bolas
en mi garganta
ni encrespamiento
en mi cabello.
Supuse
que
sentiría algo
pero
nada.
Mi sombra
aún me habla,
no hostigan
mis miedos,
ni maldicen
mis fantasmas.
Si he de sentir algo
es extrañeza
por no sentir nada.
Mi cuerpo
no tiembla,
el calor
habita mi cuerpo,
el color
pinta mi cara.
He sido incapaz
de
entregarme
a un misterio
porque
no me gusta
ser secreto.
Un día a la semana,
catro días al mes,
catorce días no hacen historia.
Donde tú ponías ofrendas
han faltado las palabras.
Discúlpame,
pero a mí se llega
por otro camino
y
el que tú has elegido
ha robado 
mi calor,
ha roto
nuestro destino.

Fotografía de autor desconocido






lunes, 27 de marzo de 2017

"FUIMOS NIÑOS" (M.A.M.)

Juntos,
fuimos niños..
Años,
que entonces
pasaban lentos.
Meses de verano,
calor
y
carreras,
Miradas disimuladas
caricias de un segundo,
apenas palabras,
canciones ya enterradas,
y
ningún beso,
ni tan siquiera robado
pero sí
imaginado
La vida ha jugado con nosotros y
nosotros le hemos seguido el juego.
No nos quedaba otra
si queríamoss seguir caminando.
El destino se alía con la vida.
y
aparecen
sentimientos que suponía apagados
porque
aún siendo el mismo,
eres otro,
ese que pensé no encontraría,
ese que creí no existiría.
Porque estás hecho de ternura,
cosidos tus miembros 
con sensibilidad,
rematados con dulzura.
Y
solo puedo imaginarte,
Miro tus fotos de ahora
y
me pareces otro
y
me pareces el mismo.
Porque la esencia no muere
y tú, 
la mantienes intacta,
en el niño que fuiste
y
que no se ha ido.

Photo by H. Armstrong Roberts

"MI SOMBRA" (M.A.M.)

Y
me siento sin fuerzas,
aterida de frío.
El vello de mi piel
erizado
me dice
que
regrese
que
aún no estoy preparada.
Pero,
no quiero escuchar
a mi cuerpo,
me niego atender
a mi mente.
Si lo hago
que,
invariablemente,
me quedaré
donde siempre.
Donde habitan
mis miedos,
esos 
que se cuelgan
de mis cuerdas vocales
y
se acomodan libremente
en mi cabello.
Donde viven
mis monstruos,
los que cada noche
se sientan en mi cama
luchando entre sí
para pasar el  tiempo
Donde residen
mis fantasmas,
los de un pasado
que no desean que olvide
que
se alían
con los de mi presente,
siempre pendientes
de mis decisiones,
anhelando
que yerre
para ganar la batalla.
Hoy,
he seguido corriendo,
sin huir de alguien,
sin esquivar a nadie,
porque,
aún agotada,
debo encontrar a mi sombra,
mi compañera,
mi aliada,
la única parte de mí
que
se mantiene valiente.

Photo by Scott Russell


domingo, 26 de marzo de 2017

"NUEVAS SENSACIONES" ( M.A.M.)

Esta noche,
abrí la puerta de mi habitación
y
ante mí
una cama grande, fría como escarcha,
enderezada su estructura
a martillazos
gracias al esfuerzo de un amante
al que no amé
y al que no quise darle tiempo
para acostumbrarme a él.
Fue un fin de semana
libre de cuerpo,
pero no de mente.
Se lió a martillazos
con el canapé
en una estúpida demostración de fuerza
que, particularmente, me pareció ridícula.
Una vez enderezado,
le invité a marcharse de mi casa.
Me resultan patéticas
las demostraciones de fuerza,
ya sea física
o
mental.
Me situé frente a la cama
y,
por un momento,
me dió lástima.
Ha conocido tiempos de risas
besos,
de caricias
y cabriolas en el aire.
Pero todos esos ya son fantasmas.
Yo misma les expulsé al Averno.
Cogí un sinfín de mantas
que
ubiqué
justo en el centro
de aquel gélido colchón.
Sin levantar el edredón,
repté hasta mi nuevo mundo de mantas
donde
descubrí
un sinfín de sensaciones
en forma de suaves lanas
de cachemire,
telas aterciopeladas,
mantas de mohair
que fueron tomando forma,
alrededor de mi desnudo cuerpo.
Unas me acariciaban,
otras escalaban por mi espalda
y, el terciopelo abrió las puertas
para penetrar en mi interior,
enlazando partes desconocidas para mí.
Finas hebras de hilo
jugueteaban en mis pechos y luego,
ascendían, a mis lóbulos,
donde se demoraban un tienpo impreciso.
Algún botón golpeó con la fuerza perfecta
para que de mi boca escapara un gemido.
Ya no tenía frío,
había olvidado a todos y a todo.
Esta noche regresaré a mi cama,
junto a mi nuevo mundo de mantas.

Photo by Lilo Raymond




viernes, 24 de marzo de 2017

"VIVIR SIN MIEDO" (M.A.M.)

Tengo miedo.
Me desnudo,
lentamente,
ante un espejo
en el que veo
reflejado
mi interior,
confundido
desordenado,
enredado,
incoherente.
Y no,
no puedo culpar
a nadie.
Ni a aquel
que
me convirtió
en su espuela,
esa que golpeaba
cuando montaba
sobre mí,
cubriendo mi espalda
de
responsabilidades,
decisiones,
tareas y cargas,
esas que él no asumió,
esas que él hizo mías.
Ni a ese
con quien
creí encontrar
mi libertad
y
lo que hallé
fue a un hombre
sin crecer,
a un niño
que
convirtió
sus caprichos
en mis obligaciones.
Y menos a ti,
que
te abrí mis puertas
de par en par
para que me poblaras
sin permiso,
que
te ofrecí las llaves
del cofre
de mis sentimientos
y
lo hiciste tuyo,
tras robármelos todos,
uno a uno,
que
te supliqué
que
no me dejaras
porque
creí en tus palabras
esas que repetían,
una y otra vez,
que sin ti
yo
no era nada.
Toda la culpa es mía.
Si mi interior fuera frío
y
me permitiera mantener
las distancias,
si fuera capaz
de vivir sin amar,
si no buscase,
desesperada,
que
alguien me salvara
del caos
que me habita,
ese que me ahoga cuando me siento sola,
el que me oprime,
hasta dejarme sin respiración,
podría vivir
sin miedo
a nada,
sin miedo
a nadie
y,
sobre todo,
sin miedo
de mí.

Fotografía autor desconocido.

jueves, 23 de marzo de 2017

"TAL VEZ NO SEPA AMAR" (M.A.M.)

Quizá
sea yo
quien no sepa amar.
Tal vez,
soy yo
la excepción,
la anomalía,
en un mundo
de
personas
que no aman como yo
y,
¿por qué la equivocada
no voy a ser yo?.
Ya estoy cansada
de amar
siguiendo
las normas establecidas,
siempre sujetas
a un horario prefijado,
a unas parcelas delimitadas,
a unos patrones establecidos.
Yo quiero amar 
como me dictan las reglas
de mi corazón
que,
de no usar,
tengo acumuladas
en diferentes partes de mi cuerpo,
enredadas en el pelo,
acumuladas en el cuello,
amontonadas en mis clavículas,
donde se resguardan,
apelotonadas en mi boca
y
en mi sexo.
Yo no se amar
con discrección,
con cuidado,
con recelo.
Si amo,
anhelo despertar con aquel al que amo,
sin problemas de conciencia,
sin silencios,
ni secretos.
Amo
sin pudor,
con vehemencia,
excesiva,
entregándome hasta las últimas consecuencias.
Acaso sea éste el problema.
Como yo,
solo aman los locos
pero, tal vez,
yo sea uno de ellos
y, por ese motivo,
no tengo cabida
en este mundo de cuerdos
racionales,
que se mueven por dinero,
dejando la vida a un lado
y yo no quiero formar parte
de una lista 
organizada
y
planificada
en la que ya se me ha asignado
un número determinado 
que, tristemente,
jamás es el primero.

Photo by Michelle Brea





"MALDITO TIEMPO" (M.A.M.)

Porque no te veo
estoy
así.
Tiempo,
maldito tiempo.
Nunca ha sido mi aliado
porque
es incierto
que todo lo cure,
porque
es cierto
que discurre
dilatándose lentamente
cuando deseo que vuele
para pasar
a correr como la luz
cuando ansío que pare.
Porque no te veo
cuando deseo verte.
Porque te veo
cuando el tiempo lo establece,
tu tiempo,
no el mío.
Porque
cuando estamos juntos,
las agujas del reloj
parecen enloquecidas
y
se apresuran,
acelerándose cada vez más.
Y odio
esa escasez de tiempo
que
se ríe de nosotros
cuando,
asombrados,
nos preguntamos
cómo es posible que ya tengamos
que
marcharnos.
Porque no te veo
cuando
las palabras se apelotonan
en mi garganta,
jugando con las lágrimas
que no desean salir
pero, al final, salen
e
inundan mis manos
cegando mis ojos,
o
cuando mi cuerpo pequeño
tiene frío
y
tiembla
aunque me acurruque
bajo cien mantas.
Por todo ello
estoy así.
Amando
un pedazo de ti,
ese que me prestas
cuando
tienes tiempo.
Desconociendo
el resto de ti,
ese que se esconde
a cada instante.
Porque
te veo y no te veo,
te hablo y no me escuchas.
Porque, ahora, mi vida
se mueve
siguiendo las pautas
que marca
tu tiempo,
ese del que dispones
para mí,
sin preocuparte
del que yo dispongo
para ti.

Photo by Dragan Todorović


martes, 21 de marzo de 2017

"NI UNA TREGUA" (M.A.M.)

Hoy ha regresado,
sí, ella,
la tristeza.
Y
estoy harta
de su estrategia,
ese concederme
pequeñas treguas
para que yo,
estúpida,
me ilusione
y
llegue a creer
que
todo ha pasado
que, por fin,
voy a vivir,
ya no feliz,
pero, al menos,
en sosiego,
en calma,
ilusionada.
Pero,
en un instante
se ha desbaratado todo,
como siempre ocurre.
Por un lado,
reproches e insultos
que
no entiendo
porque
salen como disparos
de la boca de alguien
en cuyo corazón
deben
estar agazapados
desde siempre
y
me destroza,
rompiéndome en pedazos,
otra vez
y así toda una vida.
Por otro lado,
fantasmas de hace años,
enquistados
en mi corazón,
idealizados
en mis entrañas,
que
toman de nuevo vida
para volver a hacer
daño,
haciendo uso
del arma que más temo,
el silencio
que no es más que
el poder del menosprecio.
Y,
mi presente,
que la maldita tristeza
manipula a su antojo,
como siempre
porque
nunca he dejado de ser
una marioneta
manejada a su antojo,
porque
siempre me he sentido
un gorrión recién nacido
abandonado en su nido,
sola
y
desubicada
sin saber
dónde ir.

Photo by Sarah Tranor


lunes, 20 de marzo de 2017

"UN DÍA A LA SEMANA" (M.A.M.)

Estoy cansada.
Ayer, nos encontramos.
Era el día,
el único día,
un día a la semana.
Pero
estaba cansada.
Y te miro
y
quiero convencerme.
Porque
eres bueno,
porque
quiero creer
que
no mientes
cuando dices
que
me amas.
¿Sabes que nadie
había utilizado
ese verbo
conmigo?.
El verbo amar.
Y tú dices
que
crees en mis palabras
cuando
digo que te quiero
porque, lo siento,
yo no sé utilizar
el otro verbo,
el verbo amar.
Pero sigo cansada.
Un día a la semana.
Porque
no lo entiendo.
Porque
estoy en una edad
en la que,
al fin,
sé qué deseo
y
estoy segura
de
qué detesto.
Y
me duele
ser mujer
de
un día a la semana
porque
soy libre,
porque
no tengo nada que esconder,
porque
querría escuchar cómo dices
"te amo",
no en una habitación
en la que estamos
solos,
tú y yo,
si no
en medio de un tumulto,
sin pudor,
sin vergüenza,
sin decoro, ni recato,
a voz en grito.
Porque estoy cansada
de ser
mujer
de un día a la semana.

Photo by

domingo, 19 de marzo de 2017

"MALDITA NOSTALGIA" (M.A.M.)

Nostalgia,
maldita nostalgia.
Es
esa punzada
que
te atraviesa el alma
que
se inyecta en el estómago
y
se apelotona en la garganta,
ahogándote,
trayendo de un portazo
todos los recuerdos
que
no quieres evocar
porque
sabes que te hacen daño
y
no porque en el pasado
te hicieran  sufrir,
al contrario,
porque solo evocan
risas,
ojos luminosos,
cálidos abrazos,
cobijo,
resguardo,
juegos,
seguridad,
porque despiertan
felicidades dormidas,
sonrisas apagadas,
años
que
no volverán.
Maldita nostalgia,
ladrona de buenos recuerdos.
Porque la nostalgia
no es sinónimo de tristeza,
es más perversa.
Permite
que
te reboces
en la infancia perdida,
esa que no va regresar
y,
aunque lleves toda una vida
deseando
volver a ser la niña que fuiste,
ella te recuerda
que
ya no existe.
haciéndote incluso dudar
que alguna vez
hayas sido
niña,
feliz,
sin problemas.
Maldita nostalgia.




"RECUERDOS" (M.A.M.)

Hay recuerdos
que
deben quedarse
donde están,
en ese pequeño rincón
que
se encuentra escondido
en un punto indefinido
de nuestro sueño.
Están guardados
en pequeñas cajitas,
selladas a fuego,
conservando
toda la energía
de cuando se cerraron.
Llevo unos días
localizando
muchas de estas cajitas.
Si ellas se abren
con facilidad
es porque me permiten
libremente
introducirme en su interior,
rebozarme de momentos,
saborear instantes,
degustar sonrisas
que ya ni recordaba.
Pero siempre hay una
que
se resiste.
Es la que guarda
ese sueño 
que jamás se cumplió,
ese sueño
que nunca quiso hacerse realidad,
el que revolvió durante años
mi imaginación
reviviendo instantes
oníricos,
intangibles,
casi invisibles.
Ahora sé
que no debo forzar su apertura.
Debo respetar 
su silencio,
debo salvaguardar
su pudor.
Tal vez,
algún día,
sea ella la que estalle
por tantos recuerdos
guardados,
por tantas palabras
no dichas,
por tantas imágenes
no vistas
y
me pida, sin pudor,
que
yo
quien vacíe su interior.

Photo by Natalie Dybisz



sábado, 18 de marzo de 2017

"REHABILITACIÓN"(M.A.M.)

Hoy
me ha despertado
el ruído
de una sonrisa.
Por un segundo,
me he asustado,
¡ya no recordaba
cómo sonaba,
cuáles eran sus agudos
y
qué colores la vestían!.
He mirado
a un lado
y
a otro
de mi cama
y
no he visto nada.
He levantado
la persiana
y
la luz del sol,
entrando a borbotones,
no ha podido explicarme
de dónde procedía.
He abierto los armarios,
sacado de su sitio los cajones,
he levantado las mantas
y
las sábanas.
He mirado incluso
debajo de la alfombra
y
dentro de mis calcetines.
Hasta que,
nuevamente,
he vuelto a escuchar
el mismo ruído,
aún si cabe más intenso,
ese que provoca una carcajada
¡por fin!
he encontrado su escondite.
Jamás hubiera imaginado
que
fuera mi boca.
Tantos años
de silencio,
tanto tiempo
de seriedad dibujada
en mi cara
que hoy,
un año después de ti,
me he descubierto
sonriéndole
a mi perro
que
ha venido a despertarme
olfateando mi mejilla
con su húmeda nariz.
Porque,
desde que ya no estás,
lentamente,
todo va recuperando su sitio.
Mi perro
se acurruca
en la curvatura que forma mi espalda
y yo
he recuperado la capacidad
de reír.
Tan solo necesitaba
que te marcharas
y
un tiempo de rehabilitación
para
volver a ser la que era
antes de tu llegada
aunque,
quiero creer,
que 
ahora soy mucho mejor
que
antes
porque,
aunque las heridas duelen,
las cicatrices enseñan
e, incluso, en ocasiones,
embellecen.

Photo by Lisa Larsen

viernes, 17 de marzo de 2017

"ABRE LA PUERTA" (M.A.M.)

¿Sigues ahí?.
¿Aún no te has ido?.
¿Continúas sentado
en tu butaca de siempre,
con la misma postura
de brazos y piernas,
imperturbable?.
¿No me habías dicho
que
te ibas?.
¿A qué esperas?
¿Acaso te he puesto
algún impedimento?
¿Has observado algún movimiento
en mis manos
que te dé a entender
que deseo
que te quedes?.
Entonces,
¿a qué esperas?.
Porque ya estoy cansada
de tus silenciosas
amenazas,
de tus quiero, pero no puedo,
de tus sí, pero no.
Permite que te allane el camino.
Márchate ya.
Mete en tu maleta
tus órdenes,
tus gritos,
tus "basta",
tus miedos
y
tus complejos
y
déjame vivir sin ti.
Es más,
quiero que tengas claro
que
deseo
independizarme de ti,
alejarme de ti,
desnudarme
de todas tus manías,
de esas tristezas
que
hacías mías.
Ansío
separarme de ti,
lo suficiente,
para que,
ni tan siquiera tu sombra
pueda molestar,
ni una noche más,
a mi sombra,
cansada ya de tus luces en penumbra.
¿No te das cuenta?.
Quiero vivir
y junto a ti
no es vida
lo que encuentro
así que
márchate de una vez
o abre ya la puerta
y permite que salga
con la cabeza alta
y
una sonrisa dibujada en mi cara.

Photo by Michael Donovan 


"LLORAR, REÍR" (M.A.M.)

Necesito llorar.
A veces,
la desesperación
es tangible,
los recuerdos
matan,
los sueños
se vuelven pesadillas
y
tragar
mis propias lágrimas
me ahogaría.
Por eso, lloro,
porque llorando
me limpio,
arrastro pesares,
arrincono fantasmas,
arranco a los de siempre,
a los que nunca me dejan,
a ellos,
mis monstruos.
Al menos,
al desraizarlos,
me conceden una tregua
porque
siempre requieren
de un tiempo preciso
para arraigar de nuevo
y
ese tiempo sin ellos,
me permite
avanzar.
Por eso nunca logran
destruirme del todo.
Llanto a llanto,
tregua a tregua,
voy haciendo camino
aunque
soy consciente de que,
tarde o temprano,
regresarán
a mi mente
en ese constante intento suyo
de hacerme enloquecer.
Pero, nuevamente,
las lágrimas serán mi salvación,
aunque
no puedo negar
que, a veces,
desearía
que la risa fuese mi pasaporte
en este viaje
que es la vida

Photo by Candymax

jueves, 16 de marzo de 2017

"ADIÓS" (M.A.M.)

Me llamas,
acudo.
Me abrazas,
acepto.
Me hablas,
escucho.
Me habitas,
accedo.
Me besas,
recibo.
¿Te has parado a pensar,
aunque solamente sea un segundo
si yo soy feliz contigo?.
¿No te has planteado
alguna vez
si yo desearía algo más?.
Tu silencio,
me confirma.
Adiós.
Por fin, he aprendido
a ser yo
quien toma la iniciativa.

Photo by  Mikhael Tarasov -


"DE UN SOLO SOPLIDO"(M.A.M.)

Me despierto.
Miro a mi lado
y sonrío.
Tú ya no estás,
tú ya te has ido.
Y
sin embargo,
extrañamente,
no me siento sola,
ni triste o abatida.
Al contrario,
comienzo a flotar
por mi habitación
etérea,
ingrávida,
dando piruetas
en el aire,
brotando sin control
estruendosas carcajadas
de mi garganta.
Y me sitúo
desnuda en el espejo
y, por fin,
aprecio algo semejante
a un cuerpo,
tal vez aún a medio hacer,
pero un cuerpo
al fin y al cabo.
Y creo vislumbrar
mis ojos
que, por fin,
han recuperado
algo de su brillo.
Muevo mis brazos
y, aletean libremente
y de mis labios nacen palabras
que nadie me dicta previamente.
No me siento
culpable.
Te avisé.
Dije que no te amaba
y tú
no quisiste creerme.
¿Por qué me obligaste
a convertirme
en huracán?.
Pero fue la única forma
de que entendieras
que
ya no te quiero a mi lado.
Esta noche,
abrí la ventana 
y saliste despedido
de un solo soplido.
Con lo sencillo 
que hubiera resultado
creerme.

Photo by Billy Kidd



miércoles, 15 de marzo de 2017

"ALAS TRAS LA HUMILLACIÓN" (M.A.M.)

He vivido,
sin vivir,
sorda, ciega
y
muda.
Me culpo
porque
yo lo permití.
He entregado,
queriendo, sin querer,
mis manos,
ansiosas de caricias
que
siempre iban a parar
al bolsillo vacío
de un abrigo azul marino.
Mis labios,
anhelantes de besos,
al final,
decidí coserlos
con bramante,
harta de suplicar,
pero
incapaz de dejar de implorar.
He ofrecido
deseando, sin deseo,
mi sexo,
ese que,
quien pudo habitar
habitó cuando quiso,
despreciando luego a su antojo.
Pero ya no.
Tras acorazar
mi alma y mi corazón,
he visto salir el sol
y
he sentido su calor
sobre mi piel,
tras desaparecer aquel
que
me mantenía 
en una constante sombra,
húmeda y fría.
He escuchado una canción
y
sin órdenes, ni medidas,
he bailado sola
siguiendo
el compás marcado
por mí, desobedeciendo
las pautas de la coreografía
pensada por él
para mí, sin mí
y,
he mandar callar
las voces
de mando que señalaban
el camino
que yo debía seguir.
Desnuda,
frente a un espejo,
me he mirado 
y
he encontrado
unas pequeñas alas
nacidas en mi espalda,
esas que,
a partir de ahora,
me permitirán volar
por fin libre,
tras romper la cuerda
que
me mantenía atada
a la humillación
que yo un día acaté
pensando
que estaba enamorada.

Photo by Amy Judd

martes, 14 de marzo de 2017

"INCAPAZ DE AMARTE" (M.A.M.)


No puedo,
te aseguro que lo intento
pero
soy incapaz de amarte.
Me hablas pausadamente,
sin gritos, ni estridencias.
Me miras con dulzura,
sin críticas, ni comparaciones.
Tus brazos
me dan calor,
tu cuello
me aporta cobijo
y,
cuando me habitas,
lo haces
con permiso y con cuidado.
Pero
perdóname,
mi corazón ya no siente.
Si lo hacen
mis pechos,
mis piernas,
mi boca,
mi sexo,
mi nuca,
pero él,
ese que late,
llevando la medida de mi tiempo,
está inherte.
Y yo fui su asesina,
cansada
de sufrir por amar,
de llorar por entregarme,
de romperme por seguir
a ese
que
me fragmentó
tanto que me juré,
tras reconstruirme,
que
jamás volvería a sentir amor.

Photo Tina Modotti by Edward Weston


martes, 7 de marzo de 2017

"EL TIEMPO CORRE CONTRA MÍ" (M.A.M.)

Necesito paz,
necesito amor,
necesito proximidad,
necesito poesía.
No quiero inquietud
tampoco ansiedad,
incertidumbre
o
lejanía.
Me propones
un plazo
que ha de cumplirse,
un tiempo por ti impuesto
que yo
he de acatar.
Cinco años
de distancia
y
lejanía.
Cinco años
de premuras
y
cortapisas.
Sé lo que ahora siento.
En este preciso instante,
te amo.
Pero
soy mujer
de piel con piel,
mujer de susurros,
mujer de tactos,
mujer de presencias.
Necesito
saber que estás
porque 
si no lo sé, muero,
soy así de insegura.
¿No podrías acortar
ese espacio de tiempo,
aunque fuese usando como argumento,
únicamente el amor?.
Me conozco.
Las horas siempre corren en mi contra 
y
sinceramente,
si tú y yo,
no podemos compartir
nuestro olor,
nuestros cuerpos,
nuestros besos
en la medida que yo deseo,
sé que envejeceré por dentro
y
deseo entregarme a ti
con la misma energía
de una joven que,
ingenua,
cree haber encontrado
el amor definitivo.
Por una vez,
te voy a pedir que
si el calendario debe perder las páginas
por ti marcadas,
por favor, miénteme,
pues no sé si resistiré
la visión
del amplio horizonte del tiempo.

picture "Deliberation" created by Mario Sánchez Nevado






"SIN AIRE" (M.A.M.)

Ansío
tranquilidad,
sosiego,
paz.
Necesito
recuperar la capacidad
de respirar
porque
no puedo seguir así,
sin oxígeno en mis pulmones,
porque
literalmente noto
como mi cuerpo
se marchita,
como mi sombra
se astilla,
como mi mente
se fragmenta,
Pero
por más que lo intento
no puedo salir
de este torbellino
de
angustia,
miedo
y
frío
que ha congelado
el aire en el que habito..
Supe que sucedería
el día que te pedí 
que te alejaras.
Solamente necesité
tres segundos
para saber
que
tenía que haber callado
justamente,
los tres segundos
que necesitaste
para
que de tu boca saliese
el hielo suficiente
que solidificase
el aire que respiro.
Intenté hacerte comprender
que tu presencia
era tóxica
en mi vida,
que
habías logrado
robarme hasta el último
centímetro
de
sol sobre mi piel,
de
valentía en mi garganta,
de
dignidad en mis manos.
No quisiste aceptarlo.
Y con tu ira te has llevado
todo el aire
que necesito,simplemente,
para sobrevivir.

Photo by Oliver Rath

domingo, 5 de marzo de 2017

"¿ME AMAS? " (M.A.M.)


¿Me amas?

Puedes estar seguro. Además, tengo un gran defecto, no sé mentir.

Y, ¿por qué me amas?

Porque contigo puedo mostrarme tal y como soy. No debo disimular a cada instante,
intentando ser alguien que no soy. Pudo bailar, desnuda, mientras escuchamos una
canción sin que de tu boca salga la más mínima objección. Me permito reír, sin temor 
a molestar; me permito llorar sin temor a un reproche. Me siento libre de expresar 
todo lo que siento por ti, sin miedo a que me acuses de infantil, inmadura o pueril. 
Puedo gritar que te amo mirándote a los ojos, comerte a besos sin permiso, 
abrir mis puertas de par en par y ofrecerte mi sexo porque en ti confío. Porque, 
cuando estoy junto a ti, el tiempo adquiere otra dimensión, convirtiéndo las horas 
en segundos y, sin embargo, si estamos separados parece haber quedado atrapado 
en un reloj de arena obstruído.
Sé que te amo porque nunca me he sentido tan libre junto a alguien. Puedo ser rara,
loca, sensible, excesiva y aún así me aceptas.
Lo que yo me pregunto cuáles son los motivos que te han llevado a amarme.

Photo by Elliot Erwitt

"ODIO LOS SECRETOS"(M.A.M.)

Nuestro amor
tiene
fechas establecidas,
tiempos marcados,
horas contadas 
hasta el mismísimo
último segundo,
y tú llevas
la batuta
del baile que bailamos 
a dúo.
Hace meses
que
nos queremos,
al menos,
quiero creer
que
es cierto
cuando dices
que me amas.
Yo, como siempre,
estúpida,
lo tuve claro
desde el primer día.
Hace un tiempo,
relativamente poco,
escribí aquello
que
pediría que tuviese
el próximo hombre 
al que abriría las puertas
de mi vida.
Pedía igualdad,
deseaba confianza,
anhelaba que me amase,
cuidase, protegiese
con la misma intensidad
con la que yo
me entrego.
Quiero creer
que me amas
y
tu mirada
parece que lo confirma,
al igual
que
tu manera de susurrarme,
de abrazarme en volandas.
Cuando estamos juntos
habitamos en un microcosmos,
por nosotros dos creado,
donde todo es perfecto,
en el que todo encaja,
en el que no existen aristas,
pero
que solo tú y yo
conocemos.
No me malinterpretes,
adoro 
ese lugar.
En él,
podemos 
bailar desnudos,
comer
usando la cama como mesa,
besarnos, 
habitarnos,
como si tuviésemos la entrada
a un parque de atracciones
con subidas ilimitadas
a todo lo que quisieramos,
pero
con un tiempo establecido.
Como tú me dijiste un día
"Tiempo, maldito tiempo".
Mi miedo nace
al volver a la realidad.
Es entonces,
cuando vuelvo a ser un secreto.
No creo pedir tanto.
Tan solo me gustaría
que gritaras,
en un intento
de que
tu voz llegue
al último confín del mundo,
diciendo
que
me amas,
que
no te produce pudor estar junto a mí.
Ese dîa
seré tuya para siempre
porque,
aunque tú no lo creas,
en mi mundo,
hace mucho tiempo
que
existes
porque
yo no soy mujer de secretos,
de esquinas,
ni recovecos.
Quisiera compartir contigo
mi dicha y mi tristeza
sin escondernos tras una esquina.
Que tus abrazos me resguarden,
que tus besos me alimenten,
que tus palabras me cobijen.
Tan solo te pido eso,
todo eso,
sin fecha establecida.

Photo by Brasaï



jueves, 2 de marzo de 2017

"DEBE PERMANECER ENCARCELADA" (M.A.M.)

No soporto
las barreras,
las murallas
los fosos.
Detesto
los muros de silencio,
un silencio impuesto,
de esos que duelen,
porque
yo deseo expresar
qué
es lo que siento
y,
sobre todo,
porque
necesito escuchar
hermosas palabras
de amor,
venidas del otro lado,
de aquel que levantó el muro.
Una muralla
siempre separa.
El que vive
tras ella
puede
dar por supuesto
que no existe nada más allá
o, 
que de haber algo,
ha de ser peligroso,
nocivo,
dañino.
Pero, lo peor de todo,
es 
no intentar descubrir
que se oculta detrás.
Largos periodos de mi vida
resido rodeada
de elevados rosales de espinos,
plantadas por el mismo
que implantó el silencio
como defensa.
Puedo ser vista
incluso ser escuchada
pero
nadie osa acercarse
por temor a pincharse.
me siento sola,
rodeada de maravillosas flores
que, irremediablemente,
van marcando el paso del tiempo.
Solamente en un ocasión
me armé de valor
y
con un palo
me abrí paso entre las afiladas espinas.
Estaba desnuda,
hambrienta 
de amor,
de calor,
de palabras.
Pero nadie se aproximó.
Daban por supuesto
que
yo hacía daño
porque 
¿qué razón habría de haber
para tenerme encerrada en un tupido rosal?.
Alguien gritó:
"Esa mujer está loca.
Me lo dijo el hombre
que
la encarceló entre las rosas.
Esa mujer
ama,
besa,
se entrega,
necesita sentirse querida.
Esa mujer es débil,
Por eso debe permanecer encarcelada"

Photo by Cecilia Paredes


"El TIEMPO" (M.A.M.)

Añoro. Divago por tu cuerpo con la memoria, recordando la simetría de tus lunares, el níveo tono de tu pelo, el color de tus ojos, verde ámb...