.Alice in Wonderland.

"Me doy a mi misma buenos consejos pero rara vez los sigo"...
(Alice in Wonderland)

martes, 28 de febrero de 2017

"ETÉREO" (M.A.M.)

La ropa me molesta.
Noto su peso sobre mi piel.
Frente a un espejo, me desnudo
mientras miro asombrada mi cuerpo
que sonríe.
Mi cuello juguetea con el pelo y
mis pechos, pequeños, 
retozan en un rincón de la sala
en la que reside mi corazón.
Mis manos, ingrávidas,
sobrevuelan mi cabeza y
mis piernas saltan, sin miedo,
la frontera que separa
mi mente de la locura.
Mi boca corre tras los besos y
mis ojos parpadean 
al ritmo que marcan mis sueños.
Cuando quiero darme cuenta,
mi cuerpo, etéreo, 
sobrevuela la habitación y yo,
convertida en aire,
viaja tras la estela que va dejando la felicidad.


Fotografía de Matt Wiesniewski


lunes, 27 de febrero de 2017

"NUESTROS CUERPOS" (M.A.M.)

Te observo con detalle.
Me permites que te mire.
Es asombroso.
Nuestros cuerpos
se parecen,
Las manos,
las tuyas,
las mías,
son grandes,
fuertes,
Tus manos,
las tuyas,
son las que siempre soñé
manos trabajadas,
manos de hombre,
manos que saben acariciar
con la misma facilidad
con la que me tomas al vuelo.
Los pies,
los míos.
los tuyos,
son semejantes.
Tus dedos
descienden en tamaño
como los míos,
Son pies,
los tuyos,
sufridos, heridos
pero supervivientes.
Los ojos,
los tuyos,
los míos
son grandes,
resguardados por largas pestañas.
Son ojos,
los tuyos,
melancólicos
aunque no pueden dejar escapar
una pizca de picardía al mirar
y eso me gusta.
Las bocas,
la tuya,
la mía
parecen haber aprendido a besar
en la misma escuela.
Es una boca,
la tuya,
capaz de poner pasión
en cada beso,
ternura
en cada palabra de amor.
Los cuerpos,
el tuyo,
el mío
son fibrosos,
musculados,
Tu cuerpo,
el tuyo,
se destapa ante mí,
como el más fuerte jamás conocido,
capaz de abrazarme en volandas
y
moverme
al ritmo que marcan tus brazos
y
tu respiración.
Y yo, me dejo llevar.
He llegado a pensar
que ambos parecemos
estar hechos siguiendo un molde establecido
para que podamos encajar de la manera
tan extraordinaria
en la que lo hacemos.
Tus salientes,
mis entrantes
se acoplan a la perfección,
como piezas de puzzle
realizadas siguiendo el más mínimo detalle,
Lo único que sé
es que nos ensamblamos
como si nos hubiéramos hecho de encargo.
Y me da miedo.
Nunca pensé que pudiera encontrar
alguien así.
Temo que todo sea un sueño
y
que al despertar
vuelva a sentirme sola
con este cuerpo extraño,
de mujer a medio hacer.
Aunque hay algo que me tranquiliza.
Las dos cicatrices
que
surcan tus piernas
son reales
y
ya son mías
porque tú me las has regalado,
y algo así,
no se entrega a cualquiera,
además sabes
que
en mis manos estarán a buen recaudo.

Photo by unknown photographer



"MÁRCHATE!" (M.A.M.)

Estoy
muy cansada,
realmente
agotada,
exhausta.
A penas
tengo fuerzas
para caminar.
Arrastro mis pies
como si de un preso me tratase
y
llevase enganchados
a mis tobillos
sendos grilletes 
de hierro
terminados
en dos enormes y férreas bolas.
Supongo
que es uno de los peajes
que he de pagar
por sobrevivir
en este mundo
lleno de sombras.
Las palabras
quedan atascadas en mi boca,
cuyos labios
es incaz de abrir,
y regresan de nuevo 
a mi mente
donde deben hacerse sitio
a codazos,
luchando con
los sueños,
los miedos
y
esos malditos pensamientos 
malabaristas
que
giran y giran
hasta hacerme enloquecer.
Mis ojos están cegados,
las pestañas, 
enmarañadas,
han creado una tupida red
y
mis oídos no escuchan,
los verbos,
los adverbios,
las ideas,
los besos,
apelotonados forman
una tapia que me aisla
y aumenta
mi cansancio.
Te he dicho que huyas
que
en mi vida ya no hay más
que lugar para la fatiga.
Te he pedido que escapes.
Estoy protegida
por el suelo
que
me sostiene.
Me provoca una 
extraña sensación
de bienestar
saber que
es el último escalón de mi caída.
El siguiente,
el infierno de mi locura.
Márchate,
no quiero llevarte.

Photo by Laurie H. Anderson


domingo, 26 de febrero de 2017

"AUTISMO" (M.A.M.)

Odio
este silencio
impuesto,
esta ignorancia
que me invade,
este desconocimiento
obligado,
esta imaginación
que no cesa
porque
aunque lo intento,
juro que lo intento,
no sé cómo ayudar
a mi hija
a salir de ese infierno
en el que,
a veces,
se introduce
por caminos nunca recorridos
y
grita,
llora,
se golpea
con saña
y
me mira fijamente
con sus enormes ojos negros
implorando
mi ayuda,
sin hablar
porque
de su boca no salen palabras,
tan solo
ruidos.
Entramos las dos
en un círculo negro
que nos devora.
Son ya muchos años
y
tengo miedo de enloquecer
porque
he convertido en cotidiano
convivir con una pesadilla
llamada
autismo.
Aunque,
siempre hay
treguas
como
cuando
mi hija me besa,
me mira fijamente
y,
después,
se ríe en forma
de musicales
carcajadas.
cuyo motivo
rara vez entiendo.

"Círculo negro " de Kazimir Malévich

"LA ESCALERA" (M.A.M.)

Aquí está.
Nuevamente, ante mí.
Ella,
la escalera
que
no sé cómo,
cada cierto tiempo, 
aparece
cortándo el camino
por el que avanzo.
Estoy obligada a subir,
peldaño a peldaño,
pisando
mi dignidad y mi orgullo,
mi escasa seguridad
y
mi debilitada autoestima.
Debo hacerlo,
si quiero seguir adelante.
El último peldaño
está ocupado por mi conciencia,
esa
que me ata de pies y manos,
que me impide seguir mis deseos,
que me aplasta con su fácil verborrea.
Cuando comienzo
el descenso
ya soy una sombra
de mí misma,
vulnerable,
débil,
frágil
dispuesta a que cualquier
depredador
me devore.
El camino,
flanqueado por dos abismos,
ha menguado en anchura
e
incrementado su altura.
Pero,
ya voy ganando en experiencia.
Por muy difícil
que sea avanzar
debo hacerlo.
No quiero volver a ser presa
de
otro que me engañe,
maneje mis hilos sin permiso
o
pretenda hacerme
a su imágen y semejanza.
Con cada paso, 
se incrementan mis fuerzas.
Así,
hasta la próxima escalera.
Pero,
llegará un día en el que
aprenderé a volar
y
ya no habrá
peldaños,
escalones,
obstáculos
que corten mi camino
con el único fin de devorarme.
Ese día,
seré más fuerte que ellos.
Ese día,
estaré muerta
y
con los muertos
no se juega.

Photo by Laura Melis


sábado, 25 de febrero de 2017

"PORCIÓN DE DIGNIDAD" ( M.A.M.)

Me dicen fuerte
porque
continuo avanzando.
Pero,
no lo soy.
En mí,
habitan muchas otras.
La que duda,
la que teme,
la que tiembla,
aquella
que ansía ser amada,
que quisiera tener cerca
al que ama
y ser
recogida entre sus brazos
y ser
cobijada entre sus sueños.
Pero nunca está,
nunca aparece.
Es entonces
cuando me disfrazo
de dura,
de valiente,
de segura
y
echo sobre mi espalda
las palabras
que se apelotonan en mi boca,
los pensamientos
que se alimentan de mis miedos,
las voces
que luchan en mi cabeza contra la cordura.
Porque no soy fuerte
pero,
aunque rara,
a pesar de mi locura,
aún preservo
una porción de dignidad,
invisible,
esa que nadie ha conseguido 
robarme,
esa que me permite
volar
sobre mi realidad.


Photo by Enzo Ferrana

"CLAVOS" (M.A.M.)

Mi vida está
presidida
por clavos.
Clavos 
de infinidad de longitudes,
grosores,
diámetros. 
Clavos
terminados 
en un pequeño círculo
o
en una prolongación
del mismo clavo,
en forma de codo,
de ángulo.
Clavos de hierro, 
de aluminio,
clavos brillantes
o repletos de herrumbre
de tanto usarlos
Necesito clavos
para clavar
con fuerza,
en la pared que forma
mi piel,
todos
mis miedos e incertidumbres,
mis pesadillas y mis fantasmas
con el único fin de intentar
someterlos,
impidiendo que escapen
de mi control.
Tengo clavos
de los que cuelgo
amores y sueños,
palabras y besos,
miradas y verbos.
Están dispuestos
silueteando
mi cuerpo.
Pero no son seguros.
Al menor contratiempo,
ceden por el peso de las emociones
rompiéndose a la mitad,
resquebrajandome de dolor
pues sus afiladas puntas
terminan siempre clavadas
en mi corazón.
Clavos
clausuran mi mirada,
triste por no encontrar
al que mis ojos imaginaron.
Clavos
sellan mis labios
desesperados
por no hablar
al que mis besos buscaron.
Clavos
fijan mis manos
locas por no acariciar,
al que un día desearon.
Pero los peores
son los que dispuse yo.
Aprovechando mi tristeza
clavé con fuerza
mi libertad a la sombra que proyecto.
Llevo años intentando
desembarazarme
de mis clavos
pero
por cada clavo que consigo arrancar
nacen nuevos clavos
con una fuerza renovada.
Y, ya no puedo más
y, aquí sigo,
clavada
esclava de mis miedos,
presa de mis clavos.

Photo by Antonio Mora


miércoles, 22 de febrero de 2017

"ME HE CANSADO" ( M.A.M.)

Me he cansado
de ser siempre
amante
porque
el amor
daña,
devora,
hiere,
al menos,
si se ama como yo amo.
Pero,
no sé hacerlo
de otra forma,
con egoísmo,
sin exceso,
sin entrega,
sin la necesidad constante
de aquel al que amo.
Es por eso
que
voy a darme una tregua.
Levantaré barricadas,
excavaré fosos,
alzaré muros infinitos
todo,
con tal de protegerme.
Ahora quiero dejar de ser amante
para pasar a ser amada.

Photo by Lissie Elle

martes, 21 de febrero de 2017

"HORMIGAS" (M.A.M.)

Intento caminar
en linea
recta,
lo intento,
de verdad,
lo intento.
Pero,
me doy miedo
y
no quiero mirar
mi imagen reflejada
en los espejos.
Es por eso
que
tapo mis ojos
con mis manos,
fuerte, muy fuerte
tanto
que cesa la circulación
de sangre
en mis dedos
que se convierten
en pequeñas hormigas
circulando
por mi cuerpo.
Comienzo
a perder el equilibrio
y
mis pies
salen del margen que marca
la linea recta
del camino.
Me tambaleo.
Ya veo el final del trayecto.
Pero
el pánico me impide
avanzar.
Me asustan
mi sombra,
tus ojos,
mis sueños,
tu amor.
En el fondo,
soy una cobarde.
No quiero volver
a sentir dolor.
Por ello,
cuando las hormigas
alcanzan
mi boca
les permito que penetren
en mi cuerpo
y
que me devoren por dentro,
todo antes
de seguir avanzando
en linea recta
como hacen
las mujeres
sensatas,
equilibradas
y,
sobre todo,
aquellas sin miedo a sentir miedo
al amor.

Photo by by Julien Delaval


























































































































































































































































"AMOR EQUIVOCADO" (M.A.M.)

Te pregunto
y tú
nunca respondes.
Quiero pensar
que
no es dejadez,
indiferencia
o
cobardía.
Quiero creer
que es tan solo
desconcierto
y
desconocimiento.
Por qué entonces
eres incapaz de saber
qué
debo hacer
con toda la piel que sobra
de nuestros cuerpos,
esa que,
de no utilizarla,
va plegándose de una manera
horrible,
una piel inerte,
fría,
blanca, casi traslúcida.
Quisiera cortarla
pero tú te niegas
aunque no puedas argumentar
el motivo.
Exactamente igual
pasa con nuestros huesos.
Esos que, con el tiempo, 
se astillan,
se quiebran,
creando extrañas protuberancias
en nuestros cuerpos.
Quisiera arrancarlos
a dentelladas
pero no lo permites
aún sin dar una razón convincente.
Y así estamos,
frente a frente,
día a día,
contemplando nuestra caída.
Nuestras voces se marchitan,
nuestros ojos se enmarañan,
nuestras bocas quedan clausuradas
en un proceso
que
avanza cada vez más rápido.
Es un hecho
que debemos poner fin
a este amor destructivo
porque
no lleva a ningún sitio
y, si conduce a algún lugar,
es a esa nada
en la que solo habita lo absurdo.
Aunque, si recapacito,
quizá tú y yo
seamos el resultado de la suma
de dos seres ilógicos
que creyeron hallar un fin
y
lo que encontraron
fue el desastre más absoluto.

Photo by Gerald Larocque            




domingo, 19 de febrero de 2017

"PARA OLVIDARTE"(M.A.M.)


No sé qué hacer
para
olvidarte.
He bebido
litros y litros
de alcohol
y
lo único
que he conseguido
es
que regresen los temblores
y
el frío.
He nadado
mar adentro
hasta perder de vista
la orilla,
hasta quedar sin fuerzas
en mis brazos,
en mis piernas
y
lo único
que he conseguido
es
llegar extenuada
a otra playa 
habitada 
por
tus sombras
y
mis fantasmas.
He cogido
un cuchillo
con el que he abierto
profundas brechas
en mis pechos,
en mi rostro
y
lo único
que he conseguido
es
que vuelvan a mí
tus sueños
y
mis miedos.
He volado,
he gritado,
he gemido,
he llorado,
he saltado.
Para olvidarte
debería
volver a nacer de nuevo,
convertirme en un lienzo en blanco,
transformarme en un papel sin margen,
regresar al infierno en el que te conocí
y, lo siento,
prefiero vivir con tu recuerdo
que
convivir de nuevo con el mismísimo diablo.

Photo "Dora Maar" (1936) by Man Ray

jueves, 16 de febrero de 2017

"TU FANTASMA" ( M.A.M.)

Me revuelvo
entre las sábanas.
Te busco
y
no te encuentro.
Hubiése podido jurar
que
había dormido
acurrucada a tu costado.
Es más,
podría describir
el sabor de tu piel,
el olor de tu pelo,
el calor de tu voz,
el color de tus besos.
Me giro y vuelvo a girar.
Miro
bajo la almohada
y
debajo de la cama.
Es imposible
que
no haya sido real
aunque
es posible
que
haya vuelto
a pasar.
Sí, ha tenido
que
suceder
lo de siempre
porque
aunque palpe el colchón,
palmo a palmo,
no encuentro
el hueco
que hubiese dejado
tu cuerpo.
Porque 
tú ya no estás,
tú ya te has ido.
y yo, sigo aquí
sin aceptar
que, hace tiempo,
vendiste tu alma al diablo
con el único fin
de trastocar mi mente
tras tu muerte,
para no permitir así
compartirme con nadie más
que no sea
tu fantasma.

Photo by Masaisa Fukase



"FECHA DE CADUCIDAD" (M.A.M.)


Ya había
perdido la esperanza.
Supuse
que
mi locura
había vuelto a jugarme
una mala pasada.
Esta estúpida
costumbre
o
manía
de imaginar,
de soñar
con imposibles.
Siempre he sido 
una ingenua patética,
crédula hasta la estulticia,
inocente hasta la locura.
Cada historia de amor 
vivida
era, para mí,
el cúlmen
de mis deseos,
el punto más álgido
de mis aspiraciones.
Sin embargo,
irremediablemente,
tarde o temprano,
llegaba un momento en el que yo,
confíada,
daba mi espalda,
y,
solamente hacía falta
un leve empujón
para lanzarme
al precipicio
del que luego
tenía que ascender,
dejándome en ello,
las manos y la piel,
hasta llegar a la superficie
convertida
en un despojo
desnudo de dignidad,
vestido de humillación.
Por todo ello, mi desconfianza.
No es que dude, 
es que me paraliza
el miedo.
Quiero creer que me amas,
te juro
que
lo intento.
Miro tu mirada y no atisbo
egoísmo,
acaricio tus brazos y no aprecio
menosprecio,
escucho tus palabras y no oigo
altivez o desprecio.
Pero,
¿por qué vas a ser distinto?,
¿por qué no vas a levantar
murallas de silencio
o
sembrar
terrenos baldíos de placer?.
Tal vez, 
tú seas uno de los míos,
uno de esos locos
que
andamos enloquecidos
buscando
un amor sin caretas,
sin colorantes, ni artificios.
Díme que esa es la razón
o te ruego, por favor,
que no me lastimes de nuevo
porque
hasta los locos tenemos
una fecha de caducidad
en nuestra capacidad de amar.

Photo by Evg3





miércoles, 15 de febrero de 2017

"PARAR EL TIEMPO" (M.A.M.)



¿Se puede amar
y
odiar a un tiempo?.
¿Querer estar
y
no estar?.
¿Saber
que sin él no soy nada
y
con él soy menos todavía?.
Quiero
que vuelva a decirme "te amo"
y
no un simple "te quiero".
Aspiro
a que me bese sin aviso,
por sorpresa,
besos húmedos, con lengua.
Deseo
que me tome por la cintura
me acerque sin reparo
a su pecho.
Que me desnude sin permiso 
porque
sabe que es lo que anhelo.  
Quiero
volver al pasado.
Quedar anclados
en aquellos dos meses,
cuando
aún no nos conocíamos,
cuando
todo era una sorpresa.
Ansío parar el tiempo
que
todo convierte en rutina,
que deja al descubierto
nuestros más escondidos secretos,
que impide mantener
la magia de esos primeros momentos
donde todo sabe a nuevo,
dondo todo huele a limpio.

Fotografía Frank Horvart.

martes, 14 de febrero de 2017

"TUS MANOS" (M.A.M.)

Ayer
me fijé en tus manos.
Son
las que siempre quise
a mi lado.
Manos grandes,
manos fuertes,
manos endurecidas
por el trabajo.
Manos seguras
que
inspiran confianza.
Manos
que
cuando recorren mi cuerpo
lo hacen
a ciegas,
guiándose por la suavidad
de tus instintos.
Manos sinceras,
manos abiertas
esperando recoger
las mías
hasta convertirse
en un nudo
en el que se mezclan
templanza con temblores,
mesura con vehemencia,
sosiego con el desasosiego
que me habitaba
hasta que aparecieron tus manos.
En ellas me siento protegida,
a ellas dirijo mi ansia,
con ellas mi miedo se desvanece.
Tus manos son la tierra firme
en la que deseo plantar
mi alma.

Photo by Aleplesch.

domingo, 12 de febrero de 2017

"NO SÉ HABLAR DE FELICIDAD" (M.A.M.)

Es difícil
escribir
desde la alegría.
Es tan fugaz,
efímera,
pasajera
que
cuando pasa a mi lado
pretendo atraparla
de tal manera
que
pierdo toda la energía
en el intento.
Me entrego a ella
desnuda,
sincera,
confiada.
Deseo exprimir
hasta el último
resquicio
de felicidad
y
ello,
puedo asegurar
que
roba el tiempo,
te transforma en otra,
más libre
más limpia,
más pura.
Es la brevedad de una sonrisa,
lo efímero de una sorpresa,
la fugacidad de un beso robado
lo que me impide
hablar sobre ello.
Si lo hago,
si plasmo en un papel
lo que siento en esos momentos,
cuando termino
de escribir
la dicha ya se ha ido.
Porque
el gozo,
el alborozo,
la más pura satisfacción
no suelen quedarse
mucho tiempo
a mi lado.
Mi sombra
y
yo
estamos acostumbradas
a vivir
en la oscuridad,
en la opacidad de la noche,
en la ignorancia de la confusión
porque solo allí
podemos comportamos
como somos,
un par de locas perdidas,
incapaces de plasmar
en un papel
más de un par de palabras
que hablen
de algo que no sea
la tristeza
en la que estamos sumidas
desde hace ya, quizá,
demasiado tiempo.

Photo by by Fan Ho 何藩




sábado, 11 de febrero de 2017

"ALEJARME DE TI" (M.A.M.)



Esta mañana, tras despertarme, 
he sabido
que 
ya no te quiero.
Y,
lo más extraño de todo es
que
no siento nada,
ni tan siquiera tristeza.

Hace tiempo
que
tus besos saben
a estudiado
y conocido,
que
tus caricias recorren caminos
transitados
por rutina y con horario.

Tus palabras
resuenan en mis oídos
como ecos
de promesas incumplidas
y
tu voz
lleva la cadencia de una triste melodía
que,
una vez, tuvo armonía,
pero ahora me molesta.

Ya he hecho mi maleta,
sin nostalgia,
sin pena.
En ella he metido,
aquel primer encuentro,
el único sincero,
algún beso del principio,
y sobre la cama he dejado 
tus mentiras,
tus reproches
y
promesas incumplidas.

Sé que
no me quisiste
como yo hubiera querido ser querida.
Acaso no supe darte lo que esperabas de mí,
ser tú más recóndito secreto.
Solo sé que no te quiero, no te amo, ni deseo
y que mis ojos no albergan
lágrima alguna por alejarme de ti.

¿Sabes la estúpida curiosidad que me ha quedado por conocer?
Tú y tu patética manía de no sonreír.
Sé que tienes las paletas de tus dientes separadas
pero nunca permitiste que las viera. 
Eso sería lo único
que 
querría volver a ver de ti.
Tal vez, en el fondo, guardes algo de humanidad.

Fotografía Alexander Kuzmin

viernes, 10 de febrero de 2017

"QUIÉREME COMO YO QUIERO" (M.A.M.)


¿Por qué 
nadie ha sabido quererme
cómo
yo quisiera que me quieran?.
Quiéreme como yo quiero.
¡Es tan fácil!,
¡tan sencillo!.
Soy mujer
sin límites,
ni fronteras.
Cuando amo,
no lo hago a medias,
a tientas,
con miedo
o
con recelo.
Cuando amo,
me entrego entera.
¿Por qué
hay que poner barreras?.
¿por qué 
sopesar

medir las consecuencias?.
Si amas 
calculando distancias,
tomando medidas,
no amas,
planificas
y
eso a mí, 
me aleja.
Para amarme 
como 
yo quisiera que me amen,
hay 
que cerrar los ojos
y
aventurarse en mi cuerpo.
Entrar en mi vida
con cien maletas,
Si yo amo, 
anhelo 
que 
quien me ame,
me desee.
Un deseo
sin papeles,
obligaciones, ni horarios.
Un deseo
libre de todo 
lo que no sea deseo en ese instante.
¿Por qué nadie
ha sabido quererme
cómo yo quisiera que me quieran?.
Tal vez,
querer como yo quiero
no sea tan fácil,
ni tan sencillo.
Quizá aparezca,
algún día,
alguien más loco que yo amando.

Photo by Anna Frolova







"DIÁLOGO" (M.A.M.)

¿Me seguirás queriendo como lo haces hoy?

No, te querré aún más.

¿Y cómo puedo estar seguro?

Porque sabes que no miento. Porque lo que guía mis manos, al acariciarte, es el saber que tú me amas y, puedes estar seguro, de que nunca me había sentido tan querida y deseada. Porque, cada día que pasa, es un capítulo más en nuestra historia, esa que empezamos a escribir sin darnos cuenta y a la que ninguno de los dos desea poner fin. Porque siempre me sorprendes con un nuevo lunar que tenías escondido en tu cabello, con una pequeña cicatriz de cuando eras niño, con un nuevo color en tu mirada, con un regalo en cada uno de tus dedos. Porque no me canso de escuchar como me hablas, bajito al oído, con esa voz que da calor y ofrece mimos. Porque puedo abrir las puertas de mi cuerpo, de par en par, sin miedo, sin pudor, sin temores, sabiendo que lo habitarás con mi permiso, palmo a palmo, beso a beso. Porque aunque hayas sido el último, eres el primero, porque a veces el amor no entiende de números y, como tampoco diferencia los años de los meses, estoy convencida de que dentro de mucho, mucho tiempo, nos seguiremos amando con la misma intensidad de ahora mismo porque el amor es ciego y no sabe de edades. Por todo ello, puedes estar seguro de que jamás te querré como lo hago hoy porque, cada día que pase te amaré más simplemente porque jamás me cansaré de descubrir en ti nuevas sorpresas.

Photo by Arno Minkkinen



jueves, 9 de febrero de 2017

"MUTUA COMPAÑÍA" (M.A.M.)

No soy fuerte.
Al contrario,
soy débil,
frágil,
asquerosamente
endeble
repugnantemente
quebradiza
No me gusto,
no me quiero.
Si pudiera,
cortaría mis manos
para que dejaran de temblar
pero, si lo hiciese,
¿cómo escribiría?.
Escribir
me vacía,
me limpia,
me purga.
Aprendería a escribir
con mi boca
o
utilizando mis pies,
aunque también tiemblan,
al igual que mis dientes
chocan entre ellos 
en un constante y frenético
tiritar
que me supera
Y, lo peor de todo 
es
que tú lo sabes.
Sí, lo sabes
y
lo utilizas contra mí.
Y, ahora,
no te hagas el tonto,
el despistado,
el ingenuo.
No me vengas
con historias
de niño bien educado.
Utilizas los silencios
como 
otros muchos lo han hecho
antes que tú,
conocedores del miedo
que siento ante
ese espacio vacío
carente de palabras
que
se dilata en el tiempo.
Y no te importa,
aunque te dije
que me dolía,
porque
continuas igual,
marcando el ritmo,
estableciendo la cadencia,
componiendo la armonía.
Y aquí estoy nuevamente.
Bailando sola,
girando sobre mí misma,
esperando
una llamada,
una palabra.
Pero esta vez,
no voy a permitir
que nadie
componga
la banda sonora de mi vida.
Voy a silbar
a mi sombra
y, juntas,
iniciaremos un camino
en el que,
aunque nuestros miembros tiemblen,
nos haremos mutua compañía.
Sé, que a su lado,
jamás estaré sola

Photo by Amanda Parker                     



"PUDOROSA FELICIDAD" (M.A.M.)

¿Por qué
soy tan impúdica,
indecorosa,
incluso obscena,
cuando hablo
de mi dolor,
de la angustia
que
en mí habita,
de ese constante frío
que
me atenaza,
de mis temblores,
de mis fantasmas,
de esa nada
que es mi todo
y, sin embargo,
supone para mí,
un esfuerzo casi sobrehumano,
expresar, en voz alta,
esos fugaces momentos
de felicidad
que, a veces,
vivo?.
Creo que el motivo es
el miedo.
Un miedo irracional,
incontrolable,
indomable.
Miedo a que lleguen
los de siempre
y, por celos,
me castiguen.
Porque ellos,
mis monstruos
y
las sombras afiladas
como cuchillos
de algunos que me rodean
se deleitan
con mi tristeza,
alimentándose de mis vacíos,
saciándose con mis lágrimas.
Veo sus medias sonrisas,
perdonándome la vida
y les gusta su papel,
el de fuertes,
aquellos que todo controlan.
Por eso,
mi felicidad les desestabiliza,
porque yo gano valentía
y eso les da miedo
y, ese miedo
es el que me impide hablar,
sin tapujos,
desnuda,
abiertamente,
de esos fugaces paréntesis
en los que habita mi felicidad
porque
lo sé,
ya lo he comprobado,
que el castigo que me espera
no compensa la balanza.
Es un hecho que ser feliz
me está vetado
y, lo peor, es que
ya me he acostumbrado.

Photo by Noell S. Oszvald


miércoles, 8 de febrero de 2017

"HAN VENCIDO" (M.A.M.)

Definitivamente,
no creo
en el amor.
Lo han logrado, 
han vencido,
han derribado 
todas mis murallas,
traspasado 
todas mis fronteras.
Creí en él,
puedo jurar que creía.
Pero,
el que he conocido
siempre,
ese,
me ha traicionado,
engañado,
usado,
humillado.
He ofrecido mis besos
sin esperar
nada a cambio.
He entregado mi corazón
sin red,
sin miedo a las caídas.
He dado mis brazos
sin dudar por un instante
que servirían de abrigo.
He regalado mi cuello
sin sospechar
que fuese a tecibir caricias envenenadas.
He abierto las puertas de mi sexo
sin sopesar
si iba a ser invadido o compartido.
Pero 
ya he perdido 
definitivamente
mi fe.
Podéis llamarme

hereje,
apóstata, 
blasfema,
ordenar mi tortura
o
quemarme en una hoguera
pero jamás,
si, jamás,
de mis labios volverá a salir
la palabra
amor.

Photo by Henna N.

lunes, 6 de febrero de 2017

"ÚLTIMO" (M.A.M.)

Temo no hacerlo bien.

¿Por qué?, ¿acaso es la primera vez?.

No, pero deseo con toda el alma que tú seas el último con quien lo haga.

Photo by Henri Cartier Bresson 

                       

"NECESITO POESÍA" (M.A.M.)

Me siento sola,
aislada
rodeada de gente pero,
aplastada por esta soledad
tan habitada.
Veo caras que me miran.
ojos que sonríen,
bocas que me hablan
pero
no entiendo nada.
Necesito silencio,
necesito oscuridad, 
necesito lejanía,
necesito poesía.
Anhelo aferrarme
a mis sentimientos,
traducirlos en palabras.
Sé que puedo morir.
si ya no puedo sentir nada.

Fotografía Noell S. Oszvall


domingo, 5 de febrero de 2017

"EL TIEMPO NO CURA NADA" (M.A.M.)

Es mentira
que
el tiempo todo lo cura.
Lo haría si,
en esos procesos
en los que se requiere su labor experta
como sanador de males,
avanzase hacia atrás,
en vez de correr hacia adelante.
Porque
esa es la crueldad del tiempo,
que
transcurre en una única dirección
y eso no lo quiero.
Yo necesito recuperar
el tiempo perdido
y eso es imposible,
aún volviendo sobre mis pasos.
Si el tiempo
en su afán curativo
fuese capaz de recuperar
los años perdidos,
ubicándome
justo en ese punto
en el que inicié
mis equivocaciones,
indicándome
qué camino hubiera debido tomar,
solo entonces,
depositaría toda mi fe en él.
Y no me vengáis ahora
con la monserga de siempre.
Que de las malas experiencias
se aprende,
que te endurecen, 
que te hacen más fuerte.
Al menos, en mi caso,
no es cierto.
Por cada error cometido,
por cada camino equivocado,
por cada decisión errónea,
por cada beso dado 
sin tener que haber salido de mis labios,
por cada palabra de amor
dirigida a la persona equivocada
que, en mi vida,
han sido todas,
he perdido
un tiempo maravilloso de mi vida,
el mejor,
ese en el que aún mantienes la ilusión,
la emoción del día a día.
Yo
entregaría esos años
de errores,
de humillaciones,
de dolores equivocados
al mismísimo diablo,
con tal de que me devolviese
ese tiempo, aún sin estrenar,
esa juventud perdida,
esa madurez sin mancha,
aún teniendo que pagarle
con tiempo
si tengo la seguridad
de que el que voy a vivir
es feliz
de principio a fin,
aunque
mi vida sea corta,
ínfima,
no me importa.

Photo by Norvhik Fernánde Austria


sábado, 4 de febrero de 2017

"NO PIDO" (M.A.M.)

Yo no te pido
que
me quieras de un modo especial,
Solo te pido
que tu afecto
se asemeje al que tienes hacia ti.

Photo by Vivian Maier Más





"GRAVEDAD" (M.A.M.)

Bajo mis pies
se abren grietas.
Al principio,
son finas, muy finas,
tanto
que ni tan siquiera
un pelo de tu cabello
podría colarse
por una de ellas.
Pero noto
como,
poco a poco,
van ensanchándose.
Pienso
que
tal vez sea culpa
de mi cuerpo,
vestido
y
aderezado
de pasado.
¡Claro!,
la gravedad
me atrae con más fuerza,
por la enorme cantidad
de recuerdos
que me aprisionan
de la cabeza a los pies.
Rápidamente,
me deshago de tu pesado
y
enorme
abrigo azul marino,
ese que me acompaña
desde que tú
te has ido.
Me quito tus zapatos de cordones,
marrones,
el pantalón que llevabas
el día que me dijiste,
"te quiero", ¿recuerdas?,
el jersey de pico,
de lana gruesa,
que te gustaba
porque con él,
nunca pasabas frío
y
tu sombrero de franela,
de ala ancha
y color caldera.
Pero,
aún desnuda,
las grietas ya son trincheras,
sin fondo, ni contenido
y
la gravedad
continua tirando de mí,
cada vez con más fuerza.
Grito
que estoy desnuda,
que mi piel está vacía,
pero desde las entrañas
responden
que
aún no me he desecho
de tus risas, de tus besos, de tus sueños
esos que ahoran duelen
porque
ya son pasado,
porque
no son presente.
Entonces,
decido que la tierra me trague
antes de renunciar a ellos
aunque, me consta
que para ti eran falsos
pero para mí, estúpida,
eran el sentido de
mi vida.

jueves, 2 de febrero de 2017

"NO SÉ AMARME" (M.A.M.)

Hoy,
alguien me ha dicho
que
debo amarme,
tocar mi cuerpo
y
aceptarme como soy,
acariciar mi cara
con dulzura,
mirar mi imagen
en un espejo
y
sonreír.
Pero,
no puedo.
Le he contestado
que
es imposible,
que
me conozco demasiado,
que
son ya muchos años
conviviendo conmigo,
que,
por mucho que se empeñe la gente,
no soy fuerte,
al contrario,
soy débil
y me siento
pequeña,
rara,
imperfecta,
siempre desubicada
en un lugar
que nunca reconozco como mío.
Le he dicho
que
sé ofrecer amor,
es más,
me apasiona entregar amor,
pero no puedo amarme,
mis fantasmas lo impiden,
aunque,
para seguir viviendo,
necesito
sentirme amada.

Photo by Ben Zank



"DIENTE DE LEÓN" (M.A.M.)

Me dices
que
no tienes tiempo
que
tu vida es el trabajo
que
ya me advertiste.
Pero,
ha pasado
lo que yo no deseaba
que ocurriera.
Es esta maldita hambre
de amor,
esta necesidad
de sentirme amada
que
soy consciente
que envenena,
daña,
enferma
y
lo intento,
juro que lo he intentado.
Y sí,
se puede vivir sin amor.
He logrado
disfrutar,
gozar,
saborear
el placer más absoluto
pero,
no es lo mismo,
resulta aséptico,
demasiado frío.
Esta noche,
he hecho un trato con mi sombra,
que, por cierto,
me odia
cansada de tanto seguirme
durante años y años.
Le he pedido
que disminuya mi tamaño,
tanto
que quepa en el bolsillo
de tu camisa
como una pelusa,
como una mota de polvo
como una hebra blanca
de
un diente de león
y, así,
lograré estar siempre junto a ti,
sentir tu respiración,
el cálido tono de tu voz.
Pero,
ya me ha advertido mi sombra
que
me olvide para siempre
del placer
porque
tu nunca sabrás
que yo estoy ahí,
junto a ti
y
la ignorancia duele
aún más
que
la ausencia de tiempo
y
con un solo soplido
podrás hacerme desaparecer.

Photo by Deepak Chopra

miércoles, 1 de febrero de 2017

"IMPÚDICO" (M.A.M.)

Hoy
no he podido
escribir.
El tiempo,
las prisas,
los trámites
burocráticos
me han robado
mi espacio
y
lo añoro,
lo extraño
porque
cuando no escribo
me siento
tensa,
rara,
habitada por fantasmas,
los míos,
los de siempre,
los que jamás lograré destruir.
Pero, al menos,
cuando dejo que mis dedos
se muevan solos
sobre un teclado
me libero,
me vacío,
me absuelvo,
me redimo,
porque
yo no uso lápiz,
tampoco
bolígrafo
ni papel,
por culpa de mis nervios
que contagian
a las palabras
en forma de letras ilegibles,
trazos divergentes,
curvas pronunciadas
y
me resulta impúdico,
hasta indecoroso,
ofrecer al lector
más información sobre mí
que la que ya contiene
el poema en sí.





"VAMPIROS" (M.A.M.)

El miedo. Irracional,  oscuro, angustioso, irreflexivo, gris, húmedo. Ellos  quieren que convivamos con él. Es una de las mejores armas. El ...