.Alice in Wonderland.

"Me doy a mi misma buenos consejos pero rara vez los sigo"...
(Alice in Wonderland)

martes, 15 de noviembre de 2016

"AYER LLORÉ" (M.A.M.)

No es cierto
que
el tiempo todo lo borra.
Tampoco lo es
que
el tiempo todo lo cura.
Los recuerdos
quedan 
guardados
para siempre,
repartidos
sin orden,
no concierto.
Yo he encontrado
sonrisas
enredadas
en mi pelo,
miradas
acumuladas
en una esquina
de mi espalda,
palabras
escondidas, sigilosas,
en las palmas de mis manos,
entre mis dedos.
Ayer leí poemas
escritos hace un año.
Puedo rememorar
algunos de los momentos
que
me llevaron
a vomitarlos.
Vivía aterrorizada.
Solo escribir me salvaba.
Pero,
al enfrentarme a ellos,
volvió
de bruces,
bruscamente,
un pasado
que yo creía olvidado. 
Tres años de dolor,
tres años de amor y miedo,
tres años de humillaciones,
de miradas retorcidas,
de abrazos esquivos,
de insultos,
de gritos
y, lo peor,
de pánico a que me dejase.
Ayer, lloré al leer esos versos.
Lloré de rabia,
de indignación
y lloré por el tiempo perdido
junto a un hombre
que me despreciaba
y al que yo,
estúpida,
amaba.
El tiempo no cura,
el tiempo no borra,
el tiempo permite
marcar distancia
y
cerrar círculos
infranqueables
para determinadas personas,
como ese del que hablo,
aunque no olvide
su mirada
ni su gesto,
con las manos levantadas,
amenazantes frente a mí,
gritándome ¡Basta!,
ante cualquier nimiedad
que le molestara.
Siempre conservaré
una cicatriz 
en mi corazón,
mi dignidad
y
mi alma.

Photo by Alyssa Monks



No hay comentarios:

Publicar un comentario

"UN PUNTO" (M.A.M.)

Yo bien podría ser uno de los puntos de un cuadro de Seurat. Un punto olvidado, un punto inapreciable, imperceptible, insignificant...