.Alice in Wonderland.

"Me doy a mi misma buenos consejos pero rara vez los sigo"...
(Alice in Wonderland)

domingo, 31 de julio de 2016

"UN TEATRO IRREAL" (M.A.M.)

Un beso, 
tu beso.
Nuestras bocas
ya
habían sido amigas,
cómplices,
amantes.
Nuestras lenguas
ya
había jugado
durante horas,
felices,
divertidas.
Hace un año
me llamaste.
Mi cuerpo
no estaba preparado.
Seguía sumido
en su letargo,
en la rutina
de su tristeza.
Tenía miedo.
Esperaste.
Pero recordé
nuestras risas,
nuestras canciones,
nuestras fotos,
nuestras charlas.
Jamás nos enfadamos.
Cuando estamos juntos,
retrocedemos al pasado.
Sin quererlo,
nos volvemos niños
y corremos,
saltamos,
reímos,
gozamos.
Aparcamos nuestro mundo,
lo dejamos a un lado,
para crear el nuestro,
ese en el que bailamos,
bajo unos soportales,
la canción que canta
un hombre
con micrófono y una cesta,
para las monedas,
que
se acerca agradecido
convirtiéndonos
en parte de su función,
un teatro irreal
ese
en el que a ti
y
a mí
nos gustaría vivir siempre.

Photo by Oli Scarf

sábado, 30 de julio de 2016

"NO PODEMOS CUMPLIR EL TRATO" (M.A.M.)

Hace un tiempo,
nos amábamos.
Éramos,
exactamente,
una pareja,
pero no una cualquiera.
Nosotros
compartíamos
solamente alegrías,
jamás tristezas.
Ese era nuestro trato,
nuestro vínculo,
nuestro lazo.
Miraba tus ojos,
grandes,
de niño desamparado
y
me embargaba 
tal ternura
que lo único
que podía hacer
era comerte a besos.
Tú me decías
que
mi cuerpo pequeño,
como si no estuviera
terminado,
provocaba en ti
afán de protección
y
una irresistible atracción.
Corríamos de la mano,
riéndonos.
Nos besábamos,
sin importar
la hora,
el lugar
o
la gente.
Bailábamos en cualquier sitio,
sin música,
tarareando alguna
de esas canciones "indie"
que tanto te gustaban.
Pero tuviste que irte,
en el mejor momento,
cuando solo
había risas,
cuando aún 
no había llanto.
Ahora has vuelto.
Han pasado varios años.
Sigo queriéndote,
pero el lienzo
ya no está en blanco.
Hemos crecido,
el dolor nos ha visitado.
Ya no podríamos 
cumplir el trato
de vivir en la alegría
contigo,
no sé
si podría vivir
de otra manera.

viernes, 29 de julio de 2016

"UN SUEÑO" (M.A.M.)

Esta noche
tuve un sueño.
Soñé
que sonreías
al mirarme.
Que tus besos
eran nuevos
y
tus caricias
inauguraban
rincones desconocidos
de mi piel.
Que tus brazos
me acogían
con ternura
mientras
hablabas dulcemente
en un mundo
sin problemas,
con las estrellas como techo
y
la arena como lecho.
Que tras bailar
un baile imaginario
siguiendo el compás
de nuestros corazones
y
el ritmo de esa canción
que siempre tarareabas,
te abría la puerta
para que entraras
y
habitaras
mi cuerpo
dejando de ser dos,
porque en mi sueño
la aritmética se equivoca,
y
pasábamos a ser uno.
Pero a las siete en punto,
como siempre,
desperté.
Tú no sonreías.
En pie seguía
el muro de silencio
y
distancia
levantado
obedeciendo tus órdenes,
mantenido
siguiendo tus deseos.
Porque ya no me besas.
No recuerdo tus abrazos
ni caricias.
Y la puerta de mi sexo
sigue cerrada
porque tú has robado la llave
y yo,
no deseo forzarla.

Photo "Moon Blessings " by Marta Orlowska





jueves, 28 de julio de 2016

"SILENCIO" (M.A.M.)


Es como darse de bruces
constantemente
contra el cristal de una ventana
cerrada.
Como esa mosca que
aterrorizada
choca con todo su cuerpo
con su libertad,
una y otra vez
sin darse cuenta
del vidrio que les separa.
Hablar contigo
es igual.
Mis palabras se encuentran
un enorme muro,
invisible,
acechante
que las frena,
las para,
las rechaza.
Y tú estas ahí,
parapetado,
viendo impávido
mis intentos de aproximación.
Y ya no sé qué ocurre.
Y ya no sé por qué lo haces.
Porque no me gusta el silencio,
me da miedo,
me hiere,
me lastima
y creo
que a ti te da igual,
como el niño
que
aburrido de contemplar
a la mosca
en su intento desesperado de huir
la mata de un puñetazo.

martes, 26 de julio de 2016

"TE HE ECHADO DE MENOS" (M.A.M.)

Esta noche
te he echado de menos.
Creía haberme acostumbrado
a dormir
en mi rincón de la cama,
sintiendo el tuyo,
vacío.
Llevo meses
conciliando el sueño,
abrazada
a tu almohada,
esa que está torcida
y
aplastada
pero que tanto te gustaba.
Aún huele a ti,
a tu cuello,
a tu sonrisa,
a tu cabello.
Ayer, en el fondo del armario,
encontré
una caja,
tu caja,
esa en la que guardabas
mis notas,
alguno de mis poemas
y
muchas fotografías
en la que aparecíamos
sonriendo,
juntos, muy juntos.
Esos recuerdos
venían cosidos
a miles de tus besos,
esos que repartías en cada rincón
de mi cuerpo;
atados a tus caricias,
siempre precisas,
siempre preciosas;
hilvanados a nuestros abrazos,
esos en los que me perdía
y
que tanto calor daban;
pespunteados a nuestros encuentros,
en los que tú entrabas,
sin permiso,
porque
yo te había dado la única llave
que poseía.
Dijiste que me querías.
Confesaste que no eras feliz.
Comentaste que había otra.
En ese preciso instante,
quise morir.
Supliqué,
lloré hasta quedar
convertida en sal.
Me dolía
el cuerpo,
el corazón,
el sexo,
el orgullo.
Hubiese preferido
tu muerte
a
tu abandono.
La imaginación es poderosa
y
saberte con otra,
que no conmigo,
ha hecho de mí
lo que ahora soy,
tan solo una sombra
de lo que fui,
cuando yo
me hubiese conformado
con convertirme
en una pequeña parte
de tu sombra al caminar.

Photo by Irving Penn (1949)


lunes, 25 de julio de 2016

"PORQUE TÚ ME ACOGES" (M.A.M.)

Por favor, si me quieres,
no me llames.
No pronuncies más mi nombre,
ni me invites a entrar en ti.
El ruido
de tus olas
me incita
a
desnudarme
para
adentrarme
en tus aguas
que,
a estas horas de la noche,
resultan amenazantes,
pero tentadoras.
Me desprendo,
primero,
de todos los besos que le dí
que,
desconozco la razón,
han quedado unidos a mí,
tal vez, 
por no haber sido respondidos
con idéntica pasión.
Abandono,
sin cuidado,
todas las caricias que 
de él recibí,
ofrecidas con desgana,
por rutina,
con tardanza.
Doblo, 
sin tristeza,
los abrazos que
un día
me acogieron
porque
yo los pedía
y él nunca entendió
eran mi principal alimento.
Vomito
sobre la arena
el sexo que intercambiamos,
que nunca compartimos,
que yo jamás gocé.
Y así,
desnuda de ropa
y
sentimientos,
me entrego a ti.
Porque tú me llamas.
Porque tú me acoges.
Porque tú me invitas,
Porque tú me amas,
aunque
esa invitación
conlleve
morir en ti.



Painting & Drawing Moki


domingo, 24 de julio de 2016

"ESCRIBIR" (M.A.M.)

Me falta el aire.
Me siento rodeada
de gente
a quien no conozco,
envuelta
en manos,
brazos,
bocas,
piernas
ajenas
a mi memoria.
Imbuída en una sonoridad
estridente
que roba todo
espacio
al silencio.
Atrapada en una velocidad
sin pausa,
dirigida
al desaliento.
Necesito un espacio
ajeno
a la realidad,
repleto de palabras
con las que jugar.
Un lugar habitado
por adjetivos y sustantivos
verbos y adverbios,
sujetos y predicados
porque
escribir
es lo único
que puede salvarme
de una locura
segura.

Photo The Letters by Carin Welz- Stein


jueves, 21 de julio de 2016

"YA CONOZCO EL CAMINO" (M.A.M.)

Esta maldita manía
de perderme
en caminos
que conducen
a cuerpos inhóspitos
que
ansían devorarme
hasta hacerme
desaparecer.
He alcanzado
mentes insospechadas,
retorcidas,
inexpugnables,
deseosas
de apropiarse
de mis palabras
y
mis miradas.
He conocido
besos envenenados,
besos sin lengua,
besos a traición
que
anhelan mi complacencia
y, sobre todo,
mi obediencia.
Me han acogido brazos
que
al contacto con mi piel
se han convertido
en espinos
que
hieren con saña,
con ira,
a traición.
Mi piel
está surcada
por profundos
barrancos,
horadados por el paso
de lágrimas saladas
provocadas
por
amores equivocados.
Pero, ya no.
Ya conozco el camino
que al menos
me desvía
del agravio
y
el dolor.

Photo Selma Browner by Man Ray (1940)




martes, 19 de julio de 2016

"JUSTIFICACIÓN" (M.A.M.)

¿Por qué
siempre
debo justificarme?.
¿Por qué
no hay 
ni un solo día
en el que no busque
la aprobación 
de alguien?.
¿Por qué
esta maldita costumbre
de pedir perdón
aunque
la damnificada
sea yo?.
Tengo 
la sensación
de no formar 
parte 
de este mundo,
de ser una extraña
rodeada
de seres normales
a los que 
no entiendo,
ni me entienden.
Miro mi cuerpo.
Cumple
lo establecido
por las reglas
de
la naturaleza.
Tengo una cabeza,
dos brazos,
dos piernas,
dos manos,
dos pies.
Pero mi mente, no.
Mi mente 
rompe 
las reglas.
En ella,
conviven monstruos
con
una estúpida
necesidad
de ser
feliz.
Y luego
esta manía
de querer
para
jamás encontrar
a alguien
que quiera como yo quiero,
como quieren los locos,
sin reglas,
sin normas,
con pasión
con vehemencia.

Photo by Amy Judd

"LA ÚNICA DUEÑA" (M.A.M.)

Soy mujer,
madre,
poeta
y libre.
Como mujer
me he replegado,
doblado,
encogido
hasta casi desaparecer.
Pero ya no.
Jamás volveré
a bajar la cabeza,
acataré órdenes
arbitrarias,
aceptaré silencios 
impuestos.
Como madre
he tenido que justificarme,
explicar
a un recién llegado,
cuál es una de las mejores
hazañas de mi vida
y, nuevamente,
bajar la cabeza.
Pero ya no.
He parido a mis dos hijas
con dolor.
Es tanto el amor que siento
que duele
nadie
podrá anteponerse
a ellas.
Como poeta
doy rienda suelta
a mis miedo
y
a mis vicios,
a mis emociones
y
a mis pasiones, 
a mi angustias
y
a mi locura.
Pero también
he tenido que soportar
reproches
de pequeños hombres
que
siempre
se ven reflejados en mis palabras.
Y me acusan.
Y me condenan.
Y he bajado la cabeza.
Pero ya no.
Porque, ante todo,
soy libre.
No tengo que justificarme,
explicarme,
replegarme,
retirarme
ante nadie
que
no sea yo 
misma.
Porque soy 
la única dueña
de mi tiempo,
de mi cuerpo,
de mi mente.

Photo by Amy Judd



domingo, 17 de julio de 2016

"TE DESHACES" (M.A.M.)

Te deshaces,
para mí
te deshaces
lentamente,
poco a poco 
y
lo peor de todo
es que
no lo sabes.
Ante tus ojos
pasa desapercibido
el peso
que
van perdiendo
tus palabras.
Hablas
y
no deseo
escucharte.
Tampoco te percatas
de lo volátil
de tu imagen.
Ya no recuerdo
cómo miras,
cómo caminas
o
acaricias.
Pero, ¿sabes?,
no lo creo importante.
Se deshacen
tus besos
tus promesas,
tus abrazos
y
tus sonrisas.
Eres polvo,
para mí
ya eres polvo
como ese ha sido
tu deseo.

Photo by Antonio Mora


miércoles, 13 de julio de 2016

"ME DESVISTO DE TI" (M.A.M.)


Me desvisto de ti.
Lentamente,
con cuidado,
sin hacer ruido.
Hace tiempo
que 
conservo,
en un frasco de cristal,
las lágrimas
que, 
día a día,
han descendido 
mis mejillas.
Únicamente,
como precaución,
por si alguna vez
las necesito
pero te juro,
que si es así,
no será por ti.
He ido arrancando,
una a una,
las caricias que me diste.
Muchas estaban
enmarañadas
en mi pelo,
no querían irse,
por lo que recurrí
a las tijeras
y,
sin mirarme al espejo,
siguiendo 
los nudos que habían
formado,
corté sin precaución,
sin decoro,
hasta dejar desnuda
y
a la vista de todos
mi nuca,
infantil
e
impúdica.
Despojarme de tus besos 
tampoco
resultó sencillo.
¡Había tantos
repartidos
a lo largo y ancho
de mi cuerpo!.
Tuve que buscar,
durante horas,
en mis labios, 
en mi boca,
en mi cuello.
En cada una
de mis clavículas
localicé
algunos del principio
que
ya no recordaba
y
en mis ingles
se encontraban
algunos de los mejores,
esos que siempre
precedían
a los mejores momentos.
Desnudé mi sexo
de todos nuestros encuentros.
Sentí lástima
por los primeros,
llenos de confusión,
de prisas,
de risas,
de desconcierto
pero de un placer tal
que,
al final,
decidí doblarlos
para, después,
esconderlos
entre las páginas
del libro,
que un día me dedicó,
Eduardo Benedetti,
una tarde calurosa 
de junio,
hace años,
en Madrid.
Y ahora, ya desnuda de ti,
entierro todos
tus abrazos,
tus sonrisas,
tus miradas
junto a
tus silencios,
tus rechazos
y tus gritos.
Y, ¿qué extraño?
a pesar de mi desnudez
ya no siento
el frío de siempre.
Al contrario,
me envuelve un calor
que ya no recordaba,
ese que produce
mi cuerpo,
sin la necesidad
de tu presencia.

Photo by Noell S. Oszvald









lunes, 11 de julio de 2016

"SIN MIEDO" (M.A.M.)

Día tras día
luchando
contra el absurdo,
el tedio,
el miedo,
la nada
puedo asegurar
que
desgasta
el ánimo,
agota
el alma
cuando,
a veces,
lo único
que
necesito
es
improvisar.
Dejarme llevar
por el momento,
respirar sin pensar
en inhalar
y
en exhalar
el aire que me rodea
porque
soy libre,
porque
nadie es mi dueño.
Saber
que
si ansío volar
solo debo
asomar
mi cuerpo al precipicio
y mirar al vacío,
sin miedo.
Comprender
que
si deseo sentir
placer,
puedo gozar
sin rendir cuentas
a nadie.
Entender
que
si anhelo vivir
únicamente debo
abrir mis ojos,
mostrar mis manos,
caminar serena
y
jamás pensar
en
mañana
porque 
el tiempo, realmente
no existe
y
algo que no es
no puede dañarme.

Photo by Noell Oszvald



domingo, 10 de julio de 2016

"DESCONOCIDOS" (M.A.M.)

Hoy he sabido
que
mi piel
huele
y
sabe a miel.
Que
mi tacto
es suave
Que mis dedos
son capaces
de recorrer
parajes
extraños,
tan solo
cerrando los ojos.
Hoy he sabido
que
mi nuca,
al descubierto,
posee un punto,
quizá una vértebra,
que,
al ser 
suavemente mordida,
provoca en mí
un escalofrío
que recorre
mi espalda.
Que hay besos
con banda sonora
porque
cada vez que
los labios, las lenguas
se funden,
siguen el ritmo
de un gemido
acompasado.
Hoy he sabido
que mis ojos
son verde aceituna,
que mi boca
sabe a manzana
que mi sexo
es dulce,
que mi cuerpo,
pequeño
es abarcable,
con un solo abrazo,
ofrecido
sin mesura
y
sin tiempo establecido.
Que puedo ser habitada
de una manera tal
que el mundo
que me rodea
no tiene importancia.
Estamos él y yo.
Dos desconocidos
que 
se miran y aproximan,
que
se huelen y se funden.
-¿Sabes qué tienes los ojos
color aceituna?.

- Sé que los tengo verdes.
Ese matiz es tuyo desde ahora.

"The eye of love" (1953) Photo by Rene Groebli



sábado, 9 de julio de 2016

"PIEDRAS" (M.A.M.)

Tengo un saco
repleto 
de piedras
que 
voy disponiendo
una a una
a lo largo de un camino,
encajándolas
sin que quede
resquicio
alguno.
Nunca se terminan,
las piedras.
Nunca finaliza,
el camino.
siempre ocurre
lo mismo.
Sea la piedra
que sea,
de cuarzo,
de pizarra
o
granito,
aunque la trate
con mimo
tomándola
entre mis brazos,
acercándola
a mi pecho,
hay 
un maldito momento
en el que
resbala 
de mis manos
para caer
sobre mis pies
descalzos.
Y
ya estoy cansada
de esta tediosa
tarea.
¿Por qué
he de comportarme
como Sísifo
si
simplemente
deseo ser
María?.

Fotografía Antonio Mora


viernes, 8 de julio de 2016

"MIS DEDOS" (M.A.M.)

Mis dedos
circulan
libremente
por mi cuerpo.
Estoy sola
pero no vacía.
Estoy desnuda
pero no habitada.
Ellos,
aliados de mis manos,
se confabulan 
a mi favor.
Soy mujer
pero no pura.
Soy adulta
pero no casta.
Conocen
a la perfecciôn
el camino 
que les obligo
a recorrer
y
obedecen
sin reprochar
nada
en absoluto
Son paradas 
obligadas
mi boca,
mi cuello,
la parte interna
de mis piernas
y,
sobre todo,
mi vagina,
el cofre que resguarda
mi sexo,
siempre abierto 
para ellos,
mis dedos,
perfectos aliados
de mis manos.
Solamente
existe un fallo.
Ellos,
mis dedos,
no saben besar.
¿Entiendes ahora
por qué
te pido que me beses
con pasión
desmesurada?.

Fotografía Susan Merrens





miércoles, 6 de julio de 2016

"ALBEDRIO" (M.A.M.)

Han vuelto,
mis montruos castradores,
los que atan mis manos,
amputan mis pies
y
agostan mi sexo
Están al acecho
escondidos,
en silencio,
esperando hallar
una sonrisa,
una emoción,
un placer.
Siempre me descubren.
Recriminan
mis acciones.
Para ellos,
debo ser la mujer dócil,
la que calla
y espera.
No perdonan
que
salga del sendero
por ellos marcado,
aunque esté plagado
de espinos
que hieran mi piel.
Me dicen
que
el dolor dignifica
y
purifica.
Pero
yo no quiero 
más heridas en mi piel.
Ansío
la libertad de la mente,
la exención del cuerpo,
la osadía de la creatividad,
el albedrío del beso.

Fotografía Julie Poncet






martes, 5 de julio de 2016

"PALABRAS" (M.A.M.)

El lenguaje
se ha convertido
en mi mejor
amigo,
compañero
y
amante.
Como por arte
de magia
las palabras
me hablan
desde el interior de mi cuerpo
y
guían mis dedos,
sin que yo
pueda
hacer nada.
Cuando lo hacen desde
mi estómago
o
mi pecho
nacen frases
angustiosas
empapadas
de mis miedos
que,
tras pasar por mis dedos,
las vomito
por mi boca.
Las que habitan
en mi cabeza
son las que menos
me gustan.
Son frías y son distantes,
disciplentes y soberbias.
Ellas me obligan
a escribir
frases
que no quiero escuchar
pero
al leerlas
soy consciente
de los errores cometidos,
esos
que deseaba olvidar.
Y luego están
las que residen
en mi corazón
y
mi sexo.
Estas son mis favoritas.
Me permiten recrear
fantasías no vividas,
recordar
abrazos del pasado,
revivir
besos del presente,
imaginar, tal vez,
utopías por llegar.
Pero mi amante indiscutible,
ese que nunca traiciona
al que llamo y,
al momento, acude,
con el que puedo recrear
la mejor de las relaciones
es, sin duda,
el lenguaje,
capaz de hacerme sentir
con sus verbos y adverbios,
sus sustantivos y adjetivos
el mayor
de los placeres.



sábado, 2 de julio de 2016

"LIBERTAD" (M.A.M.)

Si yo fuese un ave
me despojaría
una a una
de mis plumas
si tú me lo pidieras,
aunque 
ya no pudiese volar,
aunque
quedase, para siempre, en tierra.
Si yo fuese un árbol
arrancaría de cuajo,
sin dejar ni una,
todas mis raices
si tú lo quisieras
aunque
supusiese mi declive,
aunque 
resecase para siempre.
Si yo fuese un reloj
me desharía,
sin piedad
de las horas y minutos
si tú lo desearas,
aunque
quedase desnuda,
aunque
perdiese mi tiempo.
Pero
soy mujer.
Si tú me ordenaras
que arrancara
a mis hijos de mi piel
ten por seguro
que no lo haría
porque son mi vida,
porque son una prolongación
de mí misma.
Pero
soy poeta.
Si tú me exigieras
que abandonase
las palabras,
los verbos, los adverbios
adjetivos
ten por seguro
que huiría 
sin reparo
porque nadie cercena
la libertad de mi mente,
ni tan siquiera
mis hijos,
ni tan siquiera
mi vida.




"MI MADRE II" (M.A.M.)

Mi madre siente, pedece, observa. Mi madre sonríe. Mi madre llora. Nuestro cordón umbilical, i ntacto, se estira en un intento enajenado de ...